Estará en el Festival del Libro Parque 93

“Las librerías no son un negocio”: Camilo de Mendoza

Es uno de los dueños de Tornamesa —fundada hace diez años en Bogotá— y en diálogo con El Espectador habla de sus desafíos.

Camilo de Mendoza, filósofo de la Universidad Javeriana, es uno de los dueños de Tornamesa. Cortesía

¿Cómo nació Tornamesa?

En 2008 comenzamos a hablar con mi socio, Álvaro Roa, dueño de Tango Discos, sobre una tienda de discos especializada. En 2010 empezamos a concretar esa idea, pero el disco estaba fuera del mercado. Lo digital y la piratería lo dejaron fuera. Nos preguntamos ¿qué otro concepto podemos manejar aparte de los discos? Y la respuesta llegó muy fácil. Yo había estudiado Filosofía y letras en la Universidad Javeriana y Álvaro (Roa) era un amante del cine, así que decidimos abrir una librería en la que también se pudiesen conseguir vinilos y películas que eventualmente no fuesen de fácil acceso.

¿Cuál ha sido el mayor reto que ha tenido que enfrentar administrando la librería?

El tema comercial. Es un mercado difícil, tiene un margen de utilidad muy bajo. Lograr un equilibrio entre los libros, los vinilos, el cine y las ventas: ese es el gran reto. La parte comercial no es lo único importante, pero si no vendes mueres. Hemos logrado sobrevivir, las librerías no son un negocio. No generan ganancias o son muy mínimas. Generalmente son pérdidas.

Y de acuerdo con su experiencia, además de sobrevivir comercialmente, ¿qué es lo más importante que debe atender para el funcionamiento de Tornamesa?

El catálogo es lo más importante. Estar pendiente de que los buenos libros estén y de que los que no se venden o no rotan se devuelvan. Hay que mantener un stock, porque siempre salen y entran títulos. Tienes que ir abriendo espacio para las novedades y saber qué sacar.

¿En qué se diferencia Tornamesa de las demás librerías?

Somos fuertes en la novela gráfica, álbum ilustrado, literatura infantil y cómics. Y por supuesto lo principal que nos convierte en una librería no convencional es que ofrecemos música y cine. Estas otras dos disciplinas nos han permitido tener un catálogo importante de vinilos de altísima calidad y cine independiente, sobre todo colombiano.

De las disciplinas que se pueden encontrar en Tornamesa, ¿con cuál es la que usted ha tenido más afinidad?

Con la música. Mi fuerte es ese. Estudié Filosofía y letras, me gusta leer, pero no tengo el espíritu real de librero. Cuando estaba en la universidad comencé a trabajar en radio. Pasé por la HJCK, la emisora de la Tadeo y la Javeriana. Los libreros en Tornamesa son los que atienden al público.

 

últimas noticias
contenido-exclusivo

Christian Bale, el camaleón humano

contenido-exclusivo

La transformación de Rami Malek

contenido-exclusivo

Bradley Cooper: ha nacido una estrella

contenido-exclusivo

Viggo Mortensen: El señor de los roles