Poema de la semana

Miedo

Su verdadero nombre fue Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, pero se le conoció siempre bajo su seudónimo, Gabriela Mistral. Desarrolló a lo largo de su camino una obra que la ayudó a posicionarse como una de las poetas más notables de la literatura chilena e hispanoamericana. Además, desde sus quince años estuvo al servicio de la docencia, centrándose en el desarrollo y la protección de los niños. El 10 de enero se cumplieron 61 años de su muerte.

Archivo particular

Yo no quiero que a mi niña 
golondrina me la vuelvan; 
se hunde volando en el Cielo 
y no baja hasta mi estera; 
en el alero hace el nido 
y mis manos no la peinan. 
Yo no quiero que a mi niña 
golondrina me la vuelvan. 
Yo no quiero que a mi niña 
la vayan a hacer princesa. 
Con zapatitos de oro 
¿cómo juega en las praderas? 
Y cuando llegue la noche 
a mi lado no se acuesta...
Yo no quiero que a mi niña 
la vayan a hacer princesa. 
Y menos quiero que un día 
me la vayan a hacer reina. 
La subirían al trono 
a donde mis pies no llegan. 
Cuando viniese la noche 
yo no podría mecerla... 
¡Yo no quiero que a mi niña 
me la vayan a hacer reina!

últimas noticias

Todo es cuestión de perspectiva