'Acuerdo final no está tan cerca': 'Timochenko'

En un comunicado, el máximo comandante de las Farc le reclama al Gobierno por sus planteamientos públicos sobre dos justicias transicionales, una para la insurgencia y otra para las Fuerzas Armadas.

En un comunicado difundido a través de internet, titulado “El dilema de definir entre todos”, el máximo comandante de las Farc, Rodrigo Londoño Echeverri, alias ‘Timochenko’, expresó sus inquietudes por el cambio de postura del gobierno del presidente Juan Manuel Santos en lo que tiene que ver con la confidencialidad del proceso de paz de La Habana, al tiempo que aseguró que no ve “tan cerca” la firma de un acuerdo final, y su consecuente cese del fuego bilateral, pues “hemos seguido sufriendo permanentes arremetidas por parte de las Fuerzas Armadas regulares, y poniendo sangre guerrillera, que es sangre del pueblo colombiano en lucha. Así es muy difícil continuar”.

‘Timochenko’ se refiere inicialmente a la anunciada reunión entre las directivas de los partidos de la Unidad Nacional y la cúpula militar, programada para el próximo 5 de febrero, con el fin de ofrecerles a los miembros de la Fuerza Pública “toda la seguridad jurídica en esta etapa final del proceso de paz y para el posconflicto”, según explicó en su momento el senador Roy Barreras, copresidente del Partido de la U.

“Ateniéndonos a lo informado públicamente, además de las garantías judiciales a los militares en el posconflicto, en esa reunión se tratará acerca del trámite del proyecto en curso sobre fuero penal militar y el compromiso oficial de sacarlo adelante, amén de callar las voces que dentro de las Fuerzas Militares han manifestado disimuladamente su inconformidad con los desarrollos del proceso de paz que se adelanta con las Farc”, señala ‘Timochenko’.

En este sentido, asegura que de acuerdo a las declaraciones del mismo Barreras y del también senador de la U Armando Benedetti, es claro que el objetivo apunta a aplicar beneficios de justicia transicional a guerrilleros y militares, pero no con el mismo rasero, con posibilidad de indulto para los militares: “Es decir que habrá dos justicias transicionales completamente diferentes, una para la insurgencia y otra para los integrantes de las Fuerzas Armadas”.

En su mensaje, ‘Timochenko’ considera que ese tipo de declaraciones, sumadas a las que también han dado los negociadores del presidente Santos en Cuba, Humberto de la Calle y Óscar Naranjo, demuestra que “existen definiciones por parte del Gobierno en todas las materias pendientes, sobre lo cual no duda en informar al público, pese a no haber tratado ni concertado nada aún al respecto con nosotros”.

Y agrega: “Todas esas cuestiones deben originarse, creemos, en el afán del Gobierno nacional por tranquilizar a diversos sectores o grupos de interés con relación a lo que finalmente podría salir de la Mesa. La actitud del Presidente Santos tras su retiro espiritual de Cartagena parece dirigida a fortalecer al máximo en el ánimo de la nación la voluntad de apoyar el proceso de paz de La Habana, y eso está bien. Lo discutible es si para hacerlo conviene agitar tanta expectativa incierta (…) suponemos que el gobierno del presidente Santos sabe bien lo que está haciendo, aunque no deja de inquietarnos”.

Finalmente, el máximo comandante de las Farc reconoce la “buena voluntad” y la “colaboración” del Gobierno en el traslado de los jefes guerrilleros hacia La Habana, aunque esa actitud de seriedad bien puede ser cuestionada por “el mar de especulaciones que circulan, entre otros, sobre los temas a que nos referíamos”. Y termina ratificando la voluntad de las Farc de hacer la paz, insistiendo en la necesidad de que los colombianos expresen su apoyo a los diálogos en Cuba.

“Está bien, estamos dispuestos plenamente a hacer política por vías pacíficas y civilizadas, pero para ello se requiere que los dueños del poder depongan definitivamente su actitud y conductas violentas. De eso se trata en La Habana, y ese cardinal dilema debemos definirlo entre todos”, concluye.