Alcaldes y comunidad indígena saludaron el nuevo acuerdo con las Farc

Los indígenas piden la refrendación e implementación y que se inicien prontamente los diálogos de paz con el ELN.

AFP

Desde la Federación Colombiana de Municipios (FCM) y la Organización Nacional Indígena de Colombia se celebró la firma del nuevo acuerdo logado entre el Gobierno y las Farc, publicado el pasado domingo. (Lea: Cristianos siguen inconformes con el acuerdo con las Farc)

“Celebramos que la mesa de conversaciones a pesar de la polarización interna del país tuvo la capacidad política de incorporar las propuestas de los sectores que votaron por él No el 2 de octubre y mantener la sustancia y lo estructural del acuerdo suscrito el pasado 26 de septiembre del presente año en Cartagena”, señalaron los indígenas en un comunicado.

A renglón seguido, exigieron que las partes trabajen para que se haga la refrendación del documento para que se pueda pasar, lo más pronto posible, a la implementación. “La situación de zozobra e incertidumbre social que viven nuestras comunidades frente al rumbo de estos diálogos y  el aprovechamiento de la situación por parte de los enemigos de la paz, las bandas criminales y la creciente presencia de grupos paramilitares en las zonas históricas de la guerrilla de las Farc-EP son una amenaza latente”, dicen los indígenas.

También pidieron que se iniciara la mesa de diálogos con el ELN, cuya instalación está aplazada hasta tanto esa guerrilla no libere al excongresista Odín Sánchez Montes de Oca.  

Por su parte, la FCM, a través de un comunicado, señaló que se espera que la refrendación se haga vía Congreso, debido a que es el órgano que alberga la representación de todo el país.

John Abiud Ramírez, alcalde de Girón (Santander) y Presidente de la FCM, concordó con el llamado que hicieron los indígenas de “iniciar prontamente las negociaciones con los demás grupos armados para seguir el ejemplo de la guerrilla de las FARC y acabar con esta guerra que tanto daño ha causado”.

 

últimas noticias

Opinión: Nombrar la memoria

Falsos positivos: 10 años esperando justicia