Ante el presidente Santos se posesionó el Consejo Nacional de Paz

El Consejo tiene la responsabilidad de orientar y asesorar al gobierno colombiano para concluir los temas correspondientes al proceso de paz con las Farc.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció este martes el nuevo plan de seguridad ORUS, el cual busca reducir significativamente los asesinatos de líderes sociales en el país.SIG-Presidencia

En presencia del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el Alto Comisionado para la Paz, Rodrigo Rivera, la vicepresidenta del Comité, Deisy Aparicio, y organizaciones sociales, de la iglesia y la sociedad civil, se realizó la posesión del Comité Nacional de Paz, el órgano ejecutor del Consejo Nacional de Paz, Reconciliación y Convivencia.

Durante el evento, el presidente Santos indicó que la columna vertebral del posconflicto es la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y por tal razón, lo primero que hará en las primeras semanas del 2018 será posicionar a los 51 magistrados de la JEP.

“La tarea de descubrir toda la verdad en un conflicto que lleva más de 50 años es casi imposible. Por eso aquí entra a jugar un papel fundamental el Consejo de Paz, la Comisión de la Verdad y la posesión de los magistrados de la JEP. Esta justicia transicional busca respetar los derechos de las víctimas y cerrar las heridas abiertas del conflicto”, aseguró Santos.

En ese sentido, Santos anunció el nuevo plan de seguridad ORUS, el cual busca reducir significativamente los asesinatos de líderes sociales en el país.

Para frenar esos flagelos, Santos dispuso de 67.000 hombres de la fuerza pública que se van a distribuir en 505 veredas de Colombia donde habrá un comandante responsable para “establecer la seguridad y prevenir la muerte de más líderes sociales”.

 

Funciones del Consejo Nacional de Paz

El Consejo Nacional de Paz es un organismo creado para concertar la inclusión y la participación de la ciudadanía colombiana en la implementación del proceso de paz firmado con la extinta guerrilla de las Farc.

El Consejo asumirá funciones de reconciliación, convivencia y no estigmatización en la ejecución del Acuerdo de La Habana. Tendrá como eje la facilitación y colaboración de las entidades ciudadanas con el Estado.

El organismo está conformado por 105 representantes: 35 de instituciones de la rama Ejecutiva, Legislativa y órganos de control departamentales y municipales; además de 70 delegados de la sociedad civil.

A esto se suman tres comisiones de trabajo encargadas de la pedagogía, educación, comunicación y cultura de paz. Estas delegaciones también harán veedurías para garantizar la no repetición del conflicto.

“Es muy oportuno el lanzamiento de este Consejo de Paz para que se pueda avalar la no repetición”, aseveró Santos.

Al Consejo le cabe la responsabilidad de generar propuestas para la reintegración plausible a la vida civil de los guerrilleros desmovilizados de las Farc.

Otra función tiene que ver con la elaboración de un mapa de las zonas más neurálgicas del país para certificar que se respeten los estatutos del Derecho Internacional Humanitario. Si esto no ocurre, el Consejo tiene la autonomía de investigar e intervenir cada caso en particular.

El Consejo Nacional de Paz se financia con donaciones de organizaciones internacionales y un porcentaje del Presupuesto General de la Nación.

En el evento de posesión también se analizaron los avances en los diálogos de paz con el ELN.

últimas noticias