António Guterres manifestó su preocupación por atentados del Eln

El secretario general de la ONU instó a la guerrilla y al Gobierno de que reanuden las conversaciones y continúen el cese al fuego. También habló de los retos de la implementación de los acuerdos con las Farc.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dando el balance de su visita al país. Sentado, el jefe de la Misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault.Tomada de @MisionONUCol

El secretario general de la ONU, António Guterres, concluyó su visita a Colombia con una rueda de prensa en Bogotá, en la que también estuvo Jean Arnault, jefe de la Misión de Naciones Unidas en Colombia. En esta última intervención, Guterres se refirió a las preocupaciones que tiene por los atentados del Eln después de finalizado el cese al fuego bilateral y a los retos que se ha encontrado en la implementación de los acuerdos de paz entre el Gobierno y la exguerrilla de las Farc.

Lo primero a lo que se refirió el secretario general fue a la necesidad que ven, desde la ONU, de que se acuerde un nuevo cese al fuego bilateral entre el Gobierno y el Eln, para “generar alivios humanitarios” a las zonas más afectadas por el conflicto armado y también para evitar que se presente una escalada en los enfrentamientos con la guerrilla, mientras que en Quito (Ecuador) se busca llegar al fin del conflicto mediante la vía política.

“Expreso mi profunda preocupación tras los acontecimientos violentos de los últimos días y ante una posible escalada de los enfrentamientos (…) Convencido de la necesidad de avanzar rápidamente en la agenda, recalco la activa participación de la sociedad para alcanzar una paz estable y duradera, que las partes se han comprometido a propiciar. (Pero) tal participación requiere estar exenta de violencia y propicia para un diálogo eficaz. Exhorto al cese de las acciones armadas y al reinicio de un diálogo serio y constructivo para colmar las expectativas de llegar a una solución de su conflicto por la vía política”, dijo Guterres antes de pasar a evaluar el estado de la implementación de los acuerdos entre el Gobierno y las Farc.

(Lea aquí: Guterres ve "compromiso total" del Gobierno y las FARC con la paz).

Explicó que su visita fue “de solidaridad y compromiso de Naciones Unidas en apoyo a la construcción de la paz en Colombia”. Y que por eso, durante los dos días que estuvo en el país, no solo se reunió con el presidente Juan Manuel Santos, sino también con miembros del Gobierno “involucrados en la construcción de paz”, con representantes de la Fuerza Pública y de la Conferencia Episcopal de Colombia, con excombatientes, con agentes a cargo del desminado humanitario, con representantes de organizaciones sociales y del sector privado y con víctimas. Ese último encuentro lo calificó como “muy emocionante”.

Guterres dijo que después de esas reuniones y de visitar el Espacio Territorial de Reincorporación y Capacitación (ETRC) ubicado en Mesetas, Meta, quedan dos mensajes. El primero, que a pesar de las preocupaciones que hay por los retrasos en la implementación, por el aumento de la violencia en algunas zonas del país y por las críticas del país (aseguró haber hablado con “gente que está en contra de los acuerdos”), ninguna persona “afirmó que es el conflicto violento la solución”. Señalando esto, como una validación a “la labor que nosotros como ONU vamos a desarrollar en apoyo a esta construcción de paz”.

Pero el segundo mensaje fue menos optimista y se puede tomar como un llamado al Gobierno para que acelere el paso de la implementación de los acuerdos. Aseguró que se debe “acelerar el proceso de presencia activa del Estado en la totalidad del territorio nacional (…) para terminar la dualidad entre una Colombia próspera, útil y desarrollada y una Colombia periférica, marginada, donde el Estado está muy débilmente presente y donde las comunidades no tienen acceso a las ventajas del desarrollo económico y tecnológico”. Pero puntualizó que tal presencia no es solo para garantizar seguridad, sino también para promover el acceso a servicios públicos, a la salud, a la educación y “para solucionar problemas muy antiguos, como los ligados a la tierra, para mejorar las condiciones de la población”.

Así, finalizó la corta visita del secretario general de la ONU a Colombia, que sirvió para reafirmar, una vez, el apoyo que le ha dado Naciones Unidas a los procesos de paz en el país.

últimas noticias