Ecuador asegura que analizará discos duros entregados por Colombia

Javier Ponce, ministro ecuatoriano de Defensa, dijo que "serán detenidamente estudiados para saber qué contienen".

El ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, aseguró que serán sometidos a análisis los discos duros de los computadores que Colombia asegura fueron incautados al ex jefe de las Farc alias ‘Raúl Reyes', abatido en 2008, y que se entregaron ayer a Ecuador, publicó hoy la agencia pública Andes.

Ponce indicó que los discos duros entrarán a un minucioso proceso de análisis: "Serán detenidamente estudiados para saber qué contienen, porque se hizo demasiado daño con eso", dijo.

Recordó también que con la información que presuntamente contenían esos discos duros se desprestigió al país a nivel internacional.

Ahora, añadió, está pendiente que Colombia entregue la información sobre cómo se dio el bombardeo del primero de marzo de 2008 a un campamento de las Farc en Angostura, en el que murieron 26 personas, entre ellas ‘Raúl Reyes', cuatro estudiantes mexicanos y un ecuatoriano. "Ese también fue un ofrecimiento", mencionó Ponce.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, confirmó ayer que el Gobierno de Colombia, encabezado por Juan Manuel Santos, ya le entregó los computadores presuntamente incautados al entonces portavoz internacional de las Farc, ‘Raúl Reyes', alias de Luis Edgar Devia.

"Ya nos entregaron los discos duros de los computadores y en los próximos días nos van a entregar también información del bombardeo", dijo Correa a los periodistas en Bogotá, a donde asistió para la ceremonia en la que Santos asumió el mando.

La entrega de esos computadores era una de las exigencias de Ecuador en el proceso de diálogo iniciado con Colombia para intentar restablecer las relaciones diplomáticas bilaterales, rotas por el Gobierno de Correa dos días después de esa incursión de militares colombianos a territorio ecuatoriano sin aviso ni permiso.

Correa rompió las relaciones con el Gobierno del ya ex presidente Álvaro Uribe el 3 de marzo de 2008, dos días después del bombardeo colombiano a dicho campamento de las Farc en su país, que Quito consideró una violación a su soberanía.