Se acabó la pesadilla para los diez uniformados liberados

En este momento, los miembros de la Fuerza Pública son trasladados a Bogotá.

Delgados pero con una alegría indescriptible en sus rostros llegaron este lunes hacia las 5:40 de la tarde los cuatro militares y seis policías que permanecieron por más de doce años en poder de las Farc.

Luis Alfonso Beltrán fue el primero en bajar del helicóptero. Con aparente buen estado de salud, el militar que portaba el uniforme del Ejército, saludó a los familiares que esperaban con emoción este reencuentro. Detrás de él, los demás miembros de la Fuerza Pública respiraron libertad y alzaron sus brazos en señal de agradecimiento.

Uno de los secuestrados, Wilson Rojas Medina, el más joven de todos con 36 años, lleva consigo un pecarí como mascota.

Los familiares no se acercaron a la aeronave, tal y como habían establecido las autoridades, y permanecieron en una sala especial habilitada en el aeropuerto.

Este lunes el grupo de uniformados pone fin a la pesadilla que vivieron, tras ser secuestrados en cumplimiento de su deber. Finalmente, estos hombres, quienes han sufrido durante 13 y 14 años el suplicio del cautiverio, vuelven a sus hogares.

En una zona rural entre los límites de los departamentos del Meta y Guaviare, las Farc liberaron a los últimos uniformados secuestrados, la totalidad de las personas que había sido anunciada por este grupo armado los pasados meses de diciembre y enero. Estos diez uniformados fueron entregados a una misión humanitaria conformada por miembros de Colombianas y Colombianos por la Paz y delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

"Manifestamos nuestra gran alegría por el éxito de esta operación que permitió en un solo día la reunión de 10 familias que estuvieron esperando por tantos años", aseguró Jordi Raich, jefe de la delegación del CICR en Colombia. "Hoy se acaba la agonía para estas familias y eso nos llena de gran satisfacción".

Los miembros de la Fuerza Pública fueron trasladados a una sala VIP dentro del aeropuerto donde se reencontraron por un breve espacio con sus allegados. Se espera que sobre las siete de la noche lleguen a la base militar de Catam en Bogotá.

Horas previas al operativo de liberación:

Hacia las 10:30 de la mañana partió el helicóptero encargado de regresar a la libertad al grupo de militares y policías que fueron entregados por las Farc.

En el helicóptero viajaron dos integrantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el organismo coordinador de la misión, acompañados por la exsenadora Piedad Córdoba y la directora de la Casa de la Mujer de Bogotá, Olga Amparo Díaz, ambas del movimiento Colombianas y Colombianos por la Paz (CCP).

Temprano en la mañana, la exsenadora Córdoba confirmó que debido al mal tiempo se retrasó dos horas el operativo. Manifestó que las condiciones climáticas hacia el sur del país eran difíciles.

"Así no creo que podamos volar. Hay que esperar un poquito, no se puede salir así", dijo.

Sin embargo, la exsenadora insistió en que todo está listo para que se produzca la liberación de los 10 uniformados secuestrados.

"Ya en este momento tengo las coordenadas" del lugar donde serán entregados los rehenes a la misión que integran delegdos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y el colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz.

"Hoy (lunes) comienza el proceso de liberación. La gente puede estar tranquila, el proceso se va a dar. Es un hecho, es un éxito total", había dicho en la mañana Córdoba, quien desde 2008 ha mediado en la liberación de 20 rehenes de las Farc.

El domingo se revisaron y dejaron a punto los helicópteros que hicieron parte de la operación. Asimismo, las Fuerzas Militares suspendieron sus operaciones en el lugar donde se produjeron las operaciones: Mapiripán (Meta).

Aunque la mayoría de los allegados de los cuatro militares y seis policías que se espera sean liberados se encuentran en el Cantón Norte (Bogotá), a la espera de noticias sobre sus seres queridos, algunos otros arribaron a Villavicencio (Meta) para ver y abrazar a quienes han esperado durante años. Esto a pesar de que las autoridades les recomendaron no ir a esa ciudad, debido a que los liberados no pasarán más de 20 minutos allí.

 

últimas noticias