Reincorporación y reconciliación, los dos temas claves a un año del acuerdo de paz con las Farc

hace 4 horas

Empieza el debate sobre el campo

Con un discurso sobre las desigualdades en el mundo rural, con cifras en mano y críticas a la política agraria, el profesor de la Universidad Nacional Darío Fajardo instaló ayer el foro “Política de Desarrollo Agrario Integral con Enfoque Territorial”, acordado por el Gobierno y las Farc en la mesa de negociaciones que avanza en su segunda ronda en La Habana como el primer espacio de participación ciudadana.

Bruno Moro, coordinador residente de la ONU en Colombia./ Luis Ángel
Bruno Moro, coordinador residente de la ONU en Colombia./ Luis Ángel

“Colombia no está condenada a vivir otros 50 años de guerra ni tampoco otros 100 años de soledad”, señaló Bruno Moro, coordinador residente de Naciones Unidas en el país, para expresar la importancia que tiene este espacio que se desarrolla hasta mañana miércoles en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada de Bogotá.

Frente a un auditorio lleno, los voceros de las organizaciones de empresarios, campesinos, indígenas, mujeres y afros dieron puntadas de lo que serán las mesas de discusión sobre el tema agrario. Cada uno hizo una presentación de cómo piensan abordar la problemática. Para Luis Fernando Arias, vocero y consejero de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), el tema pasa por entender y respetar los territorios indígenas y formular políticas para que el desarrollo de estos territorios no pase por encima de la autonomía y soberanía de estos pueblos. Para Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), el debate sobre el agro debe pasar por el presupuesto de que el modelo económico no es negociable y que el respeto a la propiedad privada es esencial. También dice que se deben propiciar proyectos rentables y sostenibles en zonas de reservas campesinas y se debe garantizar una infraestructura de riego y drenaje.

Por su parte, los campesinos de la Mesa Nacional de la Unidad Agraria fueron más allá. Su vocero Hemberto Díaz dijo que es necesario que a los jornaleros se les garanticen accesos a créditos para el agro y que en un futuro se industrialice de mano del Gobierno el cultivo y comercialización de plantas de marihuana y coca, como sucede en Perú y Bolivia.

Critican a Fedegan por negarse a asistir al foro agrario

Una fuerte reacción produjo el pronunciamiento de José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, quien advirtió que la agremiación de ganaderos no asiste al foro de desarrollo agrario  porque es “inútil participar en un foro con 1.200 personas, en el que cada una tiene una idea distinta sobre desarrollo rural. Es una caja de pandora. Uno no sabe en qué puede terminar”.

Las respuestas no se hicieron esperar. Ángela Robledo, representante a la Cámara , sostuvo que “el doctor Lafaurie es un enemigo claro y directo de la paz y esto no es un desplante para las Farc, es un desplante para Colombia, para la sociedad civil, que está cansada del conflicto”.

El presidente del Congreso, Roy Barreras, también rechazó el pronunciamiento de Lafaurie y señaló que “negarse incluso al diálogo académico y pacífico es apostarle todo a la violencia”. El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, sostuvo que “para estar en la democracia hay que participar en ella y no solo criticar”. Por su parte, Bruno Moro, coordinador del sistema de Naciones Unidas para Colombia —organizador del foro—, pidió a Fedegán reconsiderar su posición y asistir a las sesiones de hoy y mañana.