Argentina no descarta tener un rol en el acuerdo humanitario

“Las posibilidades dependen de lo que el Gobierno colombiano entienda
conveniente”, dijo el jefe de gabinete argentino, tras una reunión
entre los dos presidentes.

El presidente, Álvaro Uribe, dijo a su salida de una reunión con su homóloga de Argentina, Cristina Kirchner, que le comentó a ella los esfuerzos que ha hecho el Gobierno para liberar a los secuestrados, al tiempo que le agradeció haber incluido en su discurso de posesión un llamado por la libertad de la ex candidata presidencial colombo francesa Íngrid Betancourt.

"Fue un encuentro muy constructivo”, comentó Uribe a periodistas que le aguardaban en la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino.

Uribe aseguró haber escuchado “las preocupaciones” de Fernández y explicó que su Gobierno ha buscado “un acuerdo humanitario y la respuesta fue el asesinato de varios grupos de secuestrados. Esta es una tragedia que ha vivido Colombia durante 50 años”.

“Nuestra seguridad es democrática. En Argentina sufrieron la doctrina de la seguridad nacional, la seguridad del terrorismo de Estado y en Colombia tenemos una búsqueda de seguridad democrática que da garantías a todos los colombianos”, destacó.

“El país ha mejorado. Colombia ha tenido años de 3.000 secuestros y, gracias a nuestra seguridad democrática, eso ha mejorado sustancialmente”, añadió.

Respecto a su tensa relación con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a quien suspendió en noviembre pasado su labor mediadora con la guerrilla, Uribe indicó que quiere ser prudente. “Más aún estando en un tercer país. Confío en que con nuestra prudencia, nuestro respeto, podamos poner un granito de arena para que las cosas en algún momento empiecen un camino para mejorarse”, afirmó.

Entre tanto, el jefe del Gabinete de Argentina, Alberto Fernández, sostuvo que la posibilidad de que Argentina colabore en la búsqueda de una solución al conflicto por los secuestrados en Colombia “depende de que el Gobierno (colombiano) participe de la idea”.

“Las posibilidades dependen mucho de lo que el Gobierno colombiano entienda conveniente”, insistió el funcionario antes de ratificar que “la voluntad” de Argentina “ha sido hoy y siempre de colaborar en todo lo que esté a su alcance con Colombia y con la liberación de los rehenes”.

En declaraciones a radios locales, Fernández aclaró que “hay que hacerlo con la prudencia de tener presente lo que el jefe del Gobierno colombiano (Álvaro Uribe) plantea”.

Este asunto ha sido objeto de múltiples reuniones este lunes en Buenos Aires, donde Uribe y otros ocho jefes de Estado asistieron a la ceremonia de asunción como presidenta de Argentina, de Cristina Fernández de Kirchner. “Nosotros solos no podemos resolver” el conflicto colombiano, agregó Alberto Fernández, quien recordó que el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, “ha empezado una nueva instancia y hay que ver cómo se concreta”.

Cristina Fernández se reunió el lunes en Buenos Aires con el primer ministro de Francia, Francois Fillon, con quien analizó la situación de los rehenes de las Farc. También se reunió con el presidente Uribe y más tarde lo hará con Yolanda Pulecio, madre de Betancourt.

Uribe ha defendido desde Buenos Aires el derecho de su Gobierno a rescatar por la vía militar a rehenes de las Farc, en medio de una creciente presión en favor de una solución humanitaria para liberar a Íngrid Betancourt, quien también tiene nacionalidad francesa.

El Presidente colombiano se reunió igualmente en la capital argentina con Fillon, que al igual que Uribe llevó a cabo una maratón de encuentros con otros mandatarios en ese país.

 

últimas noticias