Argentina pide a Uribe facilitar todo para la liberación de Ingrid

<p>La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, pidió en París al &quot;Gobierno de Colombia, a todas las instituciones y a las Farc que liberen&quot; a Ingrid Betancourt, rehén de la guerrilla, y llamó a que se eliminen &quot;todos los obstáculos&quot; que impiden su liberación.</p>

"Quien más esfuerzo debe hacer para la liberación de estos obstáculos son precisamente quienes tienen la responsabilidad de conducir las instituciones de la democracia y facilitar el canje humanitario", afirmó en una aparente alusión al presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

"Los derechos humanos deben prevalecer sobre toda otra cuestión", sentenció la Presidenta argentina, quien llegó este domingo a París y tratará sobre el tema de los rehenes de las Farc con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, el lunes en el Elíseo.

Fernández de Kirchner intervino al comienzo de la "marcha blanca" celebrada en París a favor de la cautiva colombo-francesa, a la que asistió junto con responsables de las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo.

En el acto, el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, aseguró que Francia nunca detendrá sus esfuerzos para la liberación de la rehén.

Al acto en la escalinata de la Ópera de París que precedió el inicio de la Marcha Blanca a favor de Betancourt acudieron otras muchas personalidades, como la Primera Dama de Francia, Carla Bruni-Sarkozy, en representación del jefe de Estado.

Jean Sarkozy, segundo hijo del Presidente y que acaba de iniciar una carrera política propia, se unió igualmente a la marcha, liderada por los familiares de la rehén: su hijo Lorenzo, su ex marido Fabrice Delloye y su hermana Astrid Betancourt.

El ministro francés de Exteriores aseguró que la misión humanitaria, enviada a Colombia por Francia con la participación de España y Suiza para contactar con la guerrilla y tener acceso a la rehén, seguirá allí a la espera de una respuesta de las Farc.

"Hoy la gente nos pregunta si vamos a parar esta misión humanitaria", declaró Kouchner sobre el grupo que en un avión medicalizado llegó a Bogotá el pasado jueves con el objetivo de acceder a Betancourt en la selva donde, según Sarkozy, está en "peligro de muerte inminente".

"No vamos a parar esta misión, no pararemos estas gestiones. No las pararemos nunca", dijo Kouchner, y agregó que si las Farc no responden, "volveremos a empezar".

El jefe de la diplomacia gala insistió en que es "sólo una etapa": "Esperamos que sea la última, pero si no lo es, renovaremos todo eso", indicó, y celebró la presencia de la Presidenta argentina en el acto y sus esfuerzos a favor de la liberación de los rehenes de las Farc.