Chávez ratifica disposición de buscar liberación de secuestrados

En la madrugada del lunes, el presidente de Venezuela se reunió durante más de una hora con varios familiares de los secuestrados que permanecen en poder de las Farc.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, recibió en la madrugada de este lunes, en el Palacio Miraflores de Caracas, a la senadora Piedad Córdoba y a dos familiares de la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt, rehén de las FARC, en su primera actividad tras el referendo en el que salió derrotado del domingo.

La reunión celebrada antes del amanecer se extendió por más de una hora en la sede del Ejecutivo venezolano y, además de Córdoba, en ella participaron Yolanda Pulecio y Astrid Betancourt, madre y hermana de la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt, quien permanece en cautiverio hace casi seis años.

La Presidencia venezolana informó en un comunicado que el gobernante "ratificó su compromiso ante el pueblo colombiano de continuar los esfuerzos para conseguir la ansiada paz de la hermana nación, así como para alcanzar la liberación de las personas en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc)".

La reunión "transcurrió en un clima de solidaridad y respeto en torno al tema del canje humanitario y los acontecimientos relacionados", agregó el comunicado.

Previamente, en la rueda de prensa en la que después de la medianoche Chávez reconoció la derrota electoral a su propuesta de reformar la Constitución, éste indicó que sigue dispuesto a ayudar a lograr un intercambio humanitario en Colombia, como paso previo a un proceso de paz definitivo entre el Gobierno Nacional y el grupo subversivo.

Estas declaraciones las hizo, pese a que el Ejecutivo colombiano, Álvaro Uribe, reiterará que la medicación del mandatario venezolano y de la congresista libera ya es "un capítulo cerrado".

Chávez agregó en la rueda de prensa que "ratifico a toda Colombia que sigo modestamente a la orden, a pesar de todo. No me voy a retirar del empeño de ayudar al canje humanitario y ojalá, más adelante, a la ansiada paz entre los hermanos colombianos".

Mientras tanto y tras su llegada a Caracas el pasado sábado, la señora Yolanda Pulecio en una entrevista con la emisora estatal de la televisión venezolana VTV, pidió a su hija no perder la esperanza y también clamó por ayuda a Chávez, Uribe y al máximo jefe de las Farc, Manuel Marulanda Vélez.

"De Chávez espero mucho" y "le pedimos que nos siga ayudando porque es la única esperanza que tenemos", sostuvo, en tanto que sobre Uribe dijo que "es muy terco, muy difícil", pese a lo cual "quisiera que reaccionara y pensara que tiene una responsabilidad con todos los colombianos".

Subrayó que los familiares de los plagiados y de los guerrilleros presos "no podemos entender por qué de una forma tan abrupta y sin ningún respeto", Uribe puso punto final a la medicación de Chávez en este proceso.

Pulecio aseveró que "no podemos entender que haya cortado un proceso tan serio, tan bien llevado por el presidente de Venezuela y por el de Francia. Es muy doloroso, pero no perdemos la fe", aunque "cada vez que se acerca una posibilidad se aborta y es por parte del Gobierno" colombiano.

"No se si a Uribe le interesa" lo que sucede con esas personas, en tanto que "le pediría a Marulanda, con toda el alma, que haga un gesto" y libere a un grupo de secuestrados para luego dar paso a un proceso que permita la liberación de otros, gesto que "sería mundialmente reconocido", concluyó Pulecio.

 

últimas noticias

Polifonías del miedo