Comisionado reitera que no hay operativos

El alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, desmintió que se estén adelantando operativos militares a fin de impedir la liberación de los secuestrados.

El alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, dijo este 24 de diciembre que si el precio de la liberación de los secuestrados por las Farc "fuera mi cabeza, yo renunciaría".

Sin embargo, Restrepo advirtió que ese "no es el asunto" para lograr un acuerdo humanitario, sino la posición de las Farc, que están pidiendo "cosas que son absurdas", como retirar la Fuerza Pública de Pradera y Florida, en el Valle del Cauca, y entregarles el control de los dos municipios y sus habitantes.

El alto cargo gubernamental manifestó que los comisionados de paz no deben intimar con la guerrillas ni tener buenas relaciones con ellos, pues su papel es "representar adecuadamente los intereses del Estado y del pueblo colombiano". "Nunca he tenido buenas relaciones con los ilegales", dijo y acotó que actúa "en la medida en la que el presidente (Álvaro) Uribe me da unas instrucciones y lo que a mí me corresponde, por supuesto, es llegar a acuerdos, cumplir"

Tras pedir a las Farc que no "hagan más exigencias absurdas y nos centremos en el acuerdo humanitario", recordó que esa organización armada ilegal "tiene unos secuestrados por los que piden un rescate, porque esto es una extorsión". El precio de ese rescate, dijo el Comisionado, "es que unos criminales que están en la cárcel" queden libres y para ello, explicó, el Gobierno ha estudiado el marco jurídico y expedirá un decreto reglamentario "para poder dar ese paso".

Las Farc deben entregar la lista de los miembros de esta organización que saldrían de las cárceles -unos 500- a cambio de los 45 secuestrados que esta organización considera "canjeables", instó Restrepo.

Según el Comisionado, no se trata de "un asunto de voluntarismo sino de hechos" y recordó que van tres gobiernos, Ernesto Samper (1994-1998), Andrés Pastrana (1998-2002) y Álvaro Uribe (2002-2006 y 2006-2010) que han intentado acuerdos con esa organización irregular sin buen suceso.

"Que las Farc nos digan por alguna vía los nombres de quiénes son los que quieren que salgan de las cárceles", subrayó el Comisionado, luego de asegurar que con esa organización "hemos buscado canales internos (...) pero ellos se han negado".

Previo a ello, el Comisionado había negado en Bogotá que el Gobierno esté ejerciendo algún tipo de interferencia para evitar que las Farc cumpla con su anuncio de poner en libertad a tres de sus secuestrados. "No hay ninguna operación militar orientada a impedir que los secuestrados sean puestos en libertad", afirmó el Alto Comisionado para la Paz en respuesta a unas declaraciones hechas en ese sentido por el jefe del Estado venezolano, Hugo Chávez.

Chávez sostuvo el sábado, en la ciudad cubana de Cienfuegos, que hay en Colombia grupos o sectores "cercanos al Gobierno o del propio Gobierno que estoy seguro que van a tratar de evitar la liberación exitosa".

Un temor parecido expresó el mismo día en Caracas la senadora Piedad Córdoba, para quien la Fuerza Pública colombiana mantiene operaciones que pueden obligar al aplazamiento de la puesta en libertad de Clara Rojas, su hijo Emmanuel, nacido en cautiverio, y la ex congresista Consuelo González de Perdomo.

En un comunicado fechado el pasado 9 de diciembre y divulgado el martes último, las Farc anunciaron la liberación de los tres, en desagravio a Chávez y a Córdoba por la reciente decisión de Uribe de cancelar sus gestiones en procura de un acuerdo humanitario.

El Alto Comisionado para la Paz sostuvo al respecto que "el Gobierno colombiano ha actuado con enorme prudencia" ante el anuncio de los subversivo de entregar al niño y a las dos mujeres a Chávez. "Tanto el señor Presidente de la República y el señor ministro de Defensa (Juan Manuel Santos) y la Fuerza Pública colombiana, por supuesto, han dicho de manera expresa que no seremos obstáculo para esta liberación", enfatizó Restrepo.

El Comisionado agregó que "no hay ninguna interferencia de parte del Gobierno colombiano; al contrario, hay beneplácito". Y agregó que "no hay ningún tipo de interferencia por parte del Gobierno colombiano para que esa liberación se dé".

El Alto Comisionado para la Paz dijo que "esperamos, como todos los colombianos, que muy pronto, ojalá de manera inmediata, estas personas regresen a casa, para satisfacción de sus familias". En la misma entrevista, Restrepo les reiteró a Chávez y a Córdoba el llamamiento para que "actúen con mucha prudencia" en estas gestiones, "porque de lo contrario se enrarece el ambiente".