Cruz Roja afirma que no ha recibido solicitud de mediación en caso Betancourt

<p>El Comité Internacional de la Cruz Roja Internacional (Cicr) informó que no ha recibido ninguna solicitud de las Farc para visitar a Ingrid Betancourt o mediar en su liberación pese a sus ofrecimientos.</p>

Ives Heller, portavoz en Colombia de la Cruz Roja, hizo estas declaraciones en la presentación en España del informe de la labor de esa organización en Colombia durante 2007, con la que puso fin a una gira europea.

Heller reiteró la disposición del Comité Internacional de la Cruz Roja a "facilitar como organización neutral" la liberación de Ingrid Betancourt, secuestrada por las Farc desde hace más de seis años.

Precisó que el Cicr mantiene contactos con Francia, Suiza y España, que participan en una misión humanitaria, que tiene como objetivo contactar con las Farc y conseguir acceso a Betancourt.

Sobre el estado de salud de la rehén franco-colombiana, Ives Heller dijo que esa organización "no tiene más información" sobre sus condiciones que las que llegan desde Colombia y Francia en las últimas semanas.

El portavoz subrayó que, en cualquier caso, "todos los rehenes tienen condiciones muy difíciles".

Y añadió que la Cruz Roja va a seguir "a través de su diálogo confidencial con todas las partes implicadas trabajando en facilitar la liberación de todos los rehenes".

"Nosotros como mediadores estamos haciendo todo lo posible para la liberación de todos los rehenes", recalcó.

El portavoz del Cicr en Colombia recordó que en 2007 esa organización participó en la liberación de 27 rehenes y en lo que va de año ha mediado en la puesta en libertad de diez personas.

Según los datos de los que dispone la organización humanitaria, durante el pasado año el Comité prestó en Colombia asistencia de víveres y enseres domésticos a más de 66.000 personas desplazadas, lo que supone un aumento del 6 por ciento respecto a 2006.

El Cicr fija entre 2 y 3,5 millones las personas desplazadas en ese país americano a causa del conflicto interno, de los que "una gran mayoría" no regresan a sus tierras, precisó Heller.

Y de esa cifra global de desplazados, el 52 por ciento son niños, subrayó Heller.

No obstante, Heller, señaló que las cifras "no son exhaustivas", aunque, dijo, muestran un aumento importante en los desplazamientos individuales, que se deben en muchas ocasiones a amenazas de muerte.

Así, el Cicr ayudó el pasado año a 2.500 personas que habían recibido amenazas a refugiarse en zonas más seguras, lo que representa un aumento del 40 por ciento respecto a 2006.

Temas relacionados
últimas noticias