"El rescate fue absolutamente impecable": Íngrid Betancourt

<p>La ex dirigente política elogió el operativo, del que no tenían conocimiento, toda vez que las Fuerzas Militares la pusieron en libertad junto a otros 14 secuestrados sin disparar &quot;un solo tiro&quot;, ni arriesgar sus vidas.</p>

"Lo que hicieron fue sacarnos a nosotros sin un solo tiro, creo que esto es una acción de paz para Colombia. Podemos lograr la paz si confiamos en nuestras fuerzas militares", dijo a la Emisora del Ejército Nacional, en las primeras declaraciones suyas desde que está libre. "Nos sacaron con grandeza", agregó.

La ex candidata presidencia secuestrada en 2002 relató los momentos previos al operativo en el que infiltrados militares engañaron a los guerrilleros para que los entregaran. "Llegaron los helicópteros. Cuando vi los helicópteros blancos sentí algo muy raro porque siempre que oíamos los helicópteros nos tocaba salir corriendo a escondernos", expresó.

Entre los rescatados estaban tres contratistas militares estadounidenses, dijo el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, al hacer el anuncio. Los 11 restantes son soldados y agentes de policía colombianos, añadió.  El rescate es el golpe más grave que hayan sufrido las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en sus 44 años de historia, ya que Betancourt y los tres contratistas eran las piezas más fuertes que tenían para negociar.

Betancourt fue secuestrada en 2002 cuando era candidata presidencial. En la pasada Navidad cumplió 46 años de edad. Santos dijo que los comandos militares lograron "infiltrar la primera cuadrilla de las Farc, la misma cuadrilla que ha mantenido durante los últimos años a un grupo numeroso de los secuestrados en su poder".

Los infiltrados lograron primero que los secuestrados, que estaban divididos en tres grupos, fueran reunidos en uno solo y trasladados al sur del país "para que fueran recogidos en un sitio por un helicóptero de una organización ficticia". Los agentes de la inteligencia militar infiltrados hicieron creer al dirigente guerrillero conocido como "César". que llevarían a los rehenes a la presencia de Alfonso Cano, el jefe supremo de las Farc.

Santos añadió que los rescatados estaban volando "sanos y salvos". a San José del Guaviare para abordar un avión que los llevaría a la base aérea de Tolemaida, 100 kilómetros al sur de Bogotá. Desde allí, los tres estadounidenses —Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell— viajaban a su país, dijo Santos en declaraciones posteriores a CNN.

'César' y otros tres miembros de su cuadrilla fueron "neutralizados en el helicóptero y serán entregados a las autoridades judiciales para ser procesados por todos sus delitos", dijo el ministro. "Unos 15 más o menos de la cuadrilla, como al resto que se encontraban a unos kilómetros, decidimos no atacarlos y les respetamos la vida en espera de que las Farc en reciprocidad suelten al resto de los secuestrados", añadió el ministro.

César Velásquez, portavoz del presidente colombiano Alvaro Uribe, dijo a CNN que el mandatario "recibió la noticia con regocijo". "Fue un ejercicio de inteligencia brillante, sin un solo disparo", dijo Velásquez, y añadió que Uribe viajará a la base militar para recibir a los rehenes rescatados.

Desde París, el hijo de Betancourt dijo que el rescate de su madre es la "noticia más hermosa de mi vida". Lorenzo Delloye-Betancourt dijo a Radio France-Info que estaba "verdaderamente sorprendido y feliz", aunque esperaba más información. Luego dijo a la radio colombiana RCN que viajaría "muy pronto". a Colombia y, dirigiéndose a su madre, expresó: "Mamita bella, si tú me oyes te quiero decir que te amo con toda mi alma y que muy muy pronto vamos a estar juntos".

Clara Rojas, ayudante de Betancourt y secuestrada junto con ella, dijo que "dentro de las circunstancias, parece que (Betancourt) está mejor de lo que se esperaba". Rojas fue liberada por las Farc en febrero, junto con otros cuatro rehenes, en un operativo organizado por el presidente venezolano Hugo Chávez.

En declaraciones al canal de cable argentino TodoNoticias, Rojas dijo que al quedarse sin Betancourt como pieza de cambio "yo creo que las Farc van a tener que replantear su situación y van a tener que llegar a ver cómo lograr un acercamiento... una salida negociada al conflicto en Colombia".

Otro ex rehén, Luis Eladio Pérez, dijo a la televisora CNN en español que "siempre nos opusimos a los intentos de rescate militar en la seguridad de que esto podría ocasionar la muerte de los secuestrados. Mi respeto a las fuerzas militares y al presidente Alvaro Uribe".