España estudiaría la posibilidad de recibir a los desmovilizados de Colombia

La secretaria de Estado de España para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, dijo este lunes que si Colombia pidiera a España "acoger a personas que quieren abandonar las armas tendríamos que estudiarlo", siempre después de una petición "concreta".

Jiménez realizó estas declaraciones en la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial unos minutos antes de inaugurar el curso "Cinco miradas sobre el bicentenario de las independencias americanas" que organiza la Universidad Complutense de Madrid.

A una pregunta acerca de la reciente liberación de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, que permaneció varios años secuestrada por la guerrilla, Jiménez aseguró que ha sido "la mejor noticia" que se podía recibir porque "ha puesto fin a un drama humano".

La secretaria de Estado añadió que aunque "las Farc se encuentren más debilitadas", hay que "seguir trabajando porque la guerrilla puede causar más dolor y daño".

En este sentido, Trinidad Jiménez apostó por "las vías del diálogo y la diplomacia" como las más adecuadas para resolver conflictos, y destacó la "relación privilegiada" que mantiene España con el conjunto de países de América Latina.

"España siempre ha trabajado en los últimos años para la consecución de un acuerdo humanitario, tanto en el ámbito de las Farc como con el gobierno colombiano", dijo Jiménez, y definió el papel de España en las negociaciones como "discreto pero eficaz", un elemento que considera "fundamental" para que éstas lleguen a buen puerto.

También se refirió al presidente del opositor Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, del que dijo que "olvida que todos los gobiernos de la democracia han negociado con (la organización terrorista) ETA para conseguir el abandono definitivo de las armas y la violencia".

"El presidente (de Colombia, Álvaro) Uribe, además de llevar a cabo un operativo militar para liberar a quince rehenes, también está negociando con las Farc para que dejen las armas", algo que Rajoy ha olvidado, según la secretaria de Estado de España para Iberoamérica.

Durante el segundo semestre de 2006, con la férrea oposición del PP, el Gobierno español propició un diálogo con ETA en un intento por acabar con tres décadas de terrorismo.

Ese proceso de diálogo se rompió el 30 de diciembre de ese año como consecuencia de un atentado que de esa organización en Madrid que costó la vida a dos ciudadanos de Ecuador.

Temas relacionados