Farc confirman liberación de secuestrados

Ahora, ese grupo guerrillero pide al gobierno no atravesarse en el camino de la liberación, mientras que los ex presidentes, Betancourt, Gaviria y Samper les solicitaron a las Farc reconsiderar la zona de encuentro.

A través de de la página en Internet de la agencia de noticias Anncol, el grupo guerrillero aseguró que se acerca una nueva vida para Emmanuel, niño "que ha conocido la vida dura de la selva, es su ambiente de nacimiento", expresa la nota.

En el comunicado, la agencia de noticias ratifica la intención de las Farc por liberar a los tres rehenes antes mencionados, pero hace hincapié en que dicho gesto no se hace gracias al actual gobierno y espera que el mismo no se atreviese en el proceso de devolver a la libertad a los tres secuestrados.

"Solo esperamos que el gobierno y el resto del estado colombiano no se atraviesen como ‘vacas muertas en el camino' para hacer realidad esta liberación, que no ha sido conseguida por ellos. Porque hay que decirlo bien alto. Esta liberación se hace contra el deseo de Álvaro Uribe Vélez. Así posen de alegres y contentos", destaca el artículo.

De otro lado, los ex presidentes Belisario Betancourt, César Gaviria y Ernesto Samper instaron a las Farc a reconsiderar positivamente la propuesta de una zona de encuentro que derive en un acuerdo humanitario.

"Pedimos a las Farc reconsiderar positivamente la propuesta de una zona de encuentro humanitario del presidente Álvaro Uribe", dijo Samper, al leer un escrito de los tres ex gobernantes dirigido a las Farc.

Así mismo, los ex mandatarios pidieron "que alternativamente las Farc formulen las consideraciones que permitan llegar a un entendimiento rápido sobre el acuerdo humanitario".

Samper leyó durante la noche del jueves el documento en la Plaza de Bolívar, en una concentración de centenares de personas que prendieron miles de velas en una manifestación por la firma de un acuerdo humanitario que derive en la liberación de los rehenes.

Uribe aceptó el 30 de noviembre una propuesta de la Iglesia católica para crear una "zona de encuentro" de 150 kilómetros cuadrados para hablar con las Farc sobre un canje de 45 rehenes y medio millar de presos rebeldes.

Esa zona, dijo, tendrá una duración de 30 días, deberá contar con observación internacional y, en lo posible, ubicarse en un sector rural, en el que no haya puestos policiales o militares que remover y sin población civil.

Entre los 45 rehenes canjeables de los centenares secuestrados por las Farc figuran la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, también de nacionalidad francesa, tres estadounidenses, decenas de soldados, policías y políticos colombianos, algunos en cautiverio desde hace diez años.

Para suscribir el acuerdo la principal guerrilla colombiana ha pedido la desmilitarización de los municipios de Florida y Pradera, en el suroccidental departamento del Valle, a lo que se opone Uribe, que aceptó una zona de encuentro en un lugar por definir, pero bajo sus condiciones.

El siguiente es el artículo de Anncol:

Comienza una nueva vida para Emmanuel que ha conocido la vida dura de la selva, es su ambiente de nacimiento. Es un niño que representa la terrible paradoja que padecen miles y miles de niños en Colombia. Su padre un guerrillero del pueblo que lucha por un nuevo país. Su madre de la oligarquía. Pero ahí venció el amor.

Según Prensa Latina -agencia del estado cubano-, Emanuel, Clara y Consuelo recobran la libertad por decisión del Secretariado Nacional de las Farc. La orden fue dada como un desagravio con el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, y de la senadora colombiana, Piedad Córdoba.

No podía ser de otra manera y demuestra la importancia que tienen los dos mediadores pateados por el grosero Álvaro Uribe Vélez, además que demuestra que las Farc tienen un gran sentido humanitario y de sintonía con su pueblo.

Comienza una nueva vida para Emmanuel que ha conocido la vida dura de la selva, es su ambiente de nacimiento. Es un niño que representa la terrible paradoja que padecen miles y miles de niños en Colombia. Su padre un guerrillero del pueblo que lucha por un nuevo país. Su madre de la oligarquía. Pero ahí venció el amor. Un amor que nació en adversas condiciones y contra estas cosas no hay diferencias. Se da y punto.

Pero lo que no podemos permitir es que la oligarquía vaya a coger el niño como caballito de batalla. Emanuel deberá crecer como un niño normal, como hubieran querido sus padres, si la situación lo hubiera permitido, al lado de los dos. Ni sus padres lo van a permitir. La una protegiéndolo, el otro combatiendo al régimen.

Ahora sólo esperamos que el gobierno y el resto del estado colombiano no se atraviesen como ‘vacas muertas en el camino' para hacer realidad esta liberación, que no ha sido conseguida por ellos. Porque hay que decirlo bien alto. Esta liberación se hace contra el deseo de Álvaro Uribe Vélez. Así posen de alegres y contentos.