Farc no han dicho dónde recoger a los plagiados, dice Chávez

Entre tanto, los dos helicópteros que salieron desde Santo Domingo, en Venezuela, llegaron a las 4:51 pm a Villavicencio.

Estos dos helicópteros partirán en la búsqueda de Clara Rojas, su hijo Emmanuel (nacido en cautiverio), y la ex congresista Consuelo González de Perdomo, al parecer este sábado. De este modo se cumple la primera fase de cara a la liberación de los secuestrados que, según Chávez, aún no han dicho dónde los tienen que recoger.

"Es la selva", dijo Chávez al explicar que el grupo insurgente le ha manifestado dificultades en la comunicación telefónica y en el desplazamiento a donde tienen previsto engregar a los secuestrados.

De acuerdo con el mandatario venezolano, esa es una de las dificultades que afronta en proceso. "Un pequeño problema", según lo definió él mismo y razón por la cual la comitiva no sabe a dónde partirá una vez esté en Villavicencio. De todas formas, sostuvo, espera que este sábado se conozcan las coordenadas.

A su llegada a Santo Domingo, en el estado venezolano del Táchira, el presidente Chávez se dirigió a donde estaban los dos helicópteros que tienen la misión de traer de regreso a la libertad a tres de los secuestrados por las Farc. Junto con la comitiva internacional, integrada por varios países, donde se destacan la senadora colombiana Piedad Córdoba y el ex presidente de Argentina Néstor Kirchner, el jefe de Estado venezolano inspeccionó las aeronaves, que partirán a Villavicencio y luego al rumbo que las Farc indiquen.

La comitiva llegó en tres aviones venezolanos que aterrizaron alrededor de las 2:30 pm hora local (30 minutos más que Colombia) en el aeropuerto, situado al sur de la ciudad de San Cristóbal. En la pista del aeropuerto, Chávez cantó, sacó un mapa y le pidió a la senadora del Partido Liberal que le ubicara varias regiones del país.

Chávez reiteró que confía en "rescatar y liberar en las próximas horas" a los tres secuestrados. "Hemos conformado ahí nuestra base de operaciones humanitarias", sostuvo. La misión, según Caracas, ha recibido el nombre de "Operación Emmanuel", aunque el pasado miércoles el propio Chávez se había referido a ella como "Operación Transparencia". El mandatario venezolano fue enfático en señalar que no le importa que se diga que él tiene vínculos con las Farc, toda vez que, según dijo, su único interés es que las personas secuestradas regresen a sus hogares y que en Colombia haya paz.

Por su parte, el alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, llegó a Villavicencio a la espera de la llegada de la comitiva internacional. Luego, él también irá en busca de los secuestrados.

Restrepo reiteró las garantías para que esa misión se concrete, en declaraciones a periodistas en el aeropuerto Vanguardia, en la capital del Meta. Según Restrepo, se ha puesto en marcha la primera fase de la operación con el traslado, desde el estado venezolano del Táchira, de los dos helicópteros hasta Villavicencio.

Una vez listos, se procederá al segundo paso que es ir a la selva a recoger a los secuestrados, lo cuales sólo serán entregados a sus familias en territorio venezolano, según afirmó Restrepo. Además, el alto funcionario dejó entrever que "no necesariamente" los helicópteros regresarían a Villavicencio sino que podrían seguir rumbo a Venezuela. Inicialmente se había señalado que a Villavicencio arribarían esos dos helicópteros y tres aviones.

Las Farc entregarán al gobierno venezolano, a garantes de siete países (Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Ecuador, Francia y Suiza) y a representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) a los tres rehenes. "El interés del Gobierno del presidente Álvaro Uribe y de las Fuerzas Militares colombianas es que los secuestrados regresen a casa y que la misión humanitaria concluya con éxito", puntualizó Restrepo.

 

últimas noticias

(Opinión) Podemos hablar sin ser guillotinadas

Un dulce para la supervivencia

(Opinión) Legalidad con paz