“Fue una operación de verdad brillante”

Como un “éxito brillante” calificó el gobierno de Estados Unidos la operación de inteligencia que terminó ayer con la liberación de Íngrid Betancourt, Thomas Howes, Keith Stansell, Marc Gonsalves y once militares, secuestrados por las Farc. Aunque el gobierno del presidente George Bush se enteró hace unos días del operativo, no tuvieron nada que ver con él, aseguró un vocero del Departamento de Estado.

Por su parte, Gordon Johndroe, funcionario de la Casa Blanca, se mostró complacido con los resultados de la operación y dijo que el presidente Bush se comunicó con su homólogo Álvaro Uribe para felicitarlo y mostrarle su apoyo incondicional.

La Casa Blanca también informó que una vez conocido el resultado de la operación, altos funcionarios del gobierno norteamericano se comunicaron con el embajador William Brownfield para coordinar inicialmente el apoyo médico que se le daría a los norteamericanos rescatados, así como su posterior traslado hacia Estados Unidos.

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, apenas conocida la noticia del rescate expresó su emoción por el feliz desenlace. Insulza enfatizó en la necesidad de seguir luchando contra la utilización de todo tipo de violencia.

A pesar de las versiones de prensa que aseguran que el operativo contó con la participación del gobierno estadounidense, el Departamento de Estado de esa nación sostuvo que la operación fue planeada y ejecutada sólo por Colombia. Fue un operativo “brillante”, “un gran éxito” y un “duro golpe para las Farc”.

Temas relacionados