Gamero dedica el título a su fallecido padre

<p>En medio de lágrimas de alegría, Alberto Gamero, el entrenador del Boyacá Chicó, nuevo campeón del fútbol colombiano, le dedicó el triunfo a su padre, quien falleció hace unas semanas.</p>

"Aprovecho para dedicarle el triunfo a mi padre, él quería que esto sucediera. No está en este mundo, pero gracias a Dios él me ayudó a buscar el título y lo conseguimos", señaló Gamero en medio de la euforia de sus jugadores y el público que invadió la cancha del estadio La Independencia.

Agregó que también quería hacer partícipes del título a sus familiares, que están en Santa Marta, y pidió a todos sus conocidos "que disfrutaran el triunfo en esa tierra".

También agradeció a su madre diciendo "que nadie más que ella sabe lo duro que ha sido esto. Espero que este triunfo sea el comienzo de cosas más bonitas", señaló Gamero, quien cuando jugaba se desempeñaba como defensa.

Reconoció que los últimos minutos la situación del Chicó se le complicó, pues perdió a varios jugadores, como Víctor Danilo Pacheco "quien es un experimentado".

Gamero también tuvo palabras deferentes para con Paulo César Arango, el jugador del América que erró el penalti que le permitió a los 'ajedrezados' conseguir el primer título en su corta historia, pues apenas lleva cuatro años en la máxima categoría del balompié colombiano.

"Es un drama que uno no quiere vivir. Él debe tomar las cosas con tranquilidad, pues es una situación muy difícil. No es para alegrarse de lo que le pasó, pero las cosas se dieron así", enfatizó Gamero, que únicamente ha dirigido a este equipo en primera división.

Por su lado, el centrocampista Víctor Danilo Pacheco dijo que a pesar de que esta era su tercer título como jugador profesional, "este es el más significativo, porque se logró con un equipo humilde, pero que hizo un gran trabajo en todo el torneo".

Agregó que celebrará el logro con una "parranda (fiesta) en donde habrá mucha música".

A su turno, Eduardo Pimentel, el gestor y actual presidente del nuevo campeón, dijo que el título "es un premio justo para un equipo lleno de humildad, pero que supo trabajar con las bases y armó un conjunto que consiguió la meta que se habían impuesto desde el año pasado".

Explicó que los últimos doce minutos del juego fueron muy difíciles, porque América estuvo a punto de marcar pero estaba confiado en que "todo se podía dar, como finalmente sucedió".

Boyacá Chicó alcanzó hoy su primer título lugo de derrotar por 4-2 en la tanda de penaltis al América de Cali, en el partido de vuelta de la final del Torneo Apertura Colombiano.

El primer juego, disputado en Cali, terminó, 1-1, y este domingo el partido también terminó igualado por el mismo marcador, por lo que se desempató con tiros desde los doce pasos.

Temas relacionados