Gobierno insta a las Farc a responder Sí o No a zona de encuentro

El ministro de Defensa, Juan M. Santos, dijo estar preocupado ante la posibilidad de que no la acepten. También se refirió a la denuncia del Presidente en el sentido de que políticos aconsejaron a las Farc decir NO.

De acuerdo con Santos, es probable que la demora obedezca a un No de las Farc que estaría "sustentado" en razones que les permitiera quedar bien ante la comunidad internacional.

De todas formas, dijo estar a la espera de que eso no sea así, al tiempo que instó a los insurgentes a responder si aceptan una zona de encuentro para hablar de acuerdo humanitario.

Santos también calificó de "descaradas" las intervenciones del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien en varias oportunidades ha calificado de "hermanas" a las Farc. A su juicio, es inconcebible que quien representa a un país hable de esa manera de un grupo como las Farc, que a juicio del mundo son terroristas.

En cuanto a la denuncia hecha por el presidente, Álvaro Uribe, en el sentido de que políticos nacionales y extranjeros le han aconsejado a las Farc no aceptar la zona de encuentro, el jefe de la cartera de Defensa prefirió no hablar de los nombres de los políticos denunciados por Uribe. Sin embargo, dijo que si el mandatario hizo la denuncia, es porque es cierto, porque hay sectores que no quieren que se hable de acuerdo humanitario.

El presidente Uribe sostuvo, durante la clausura de la XIV Reunión del Círculo de Montevideo, que se cumplió en Medellín, que le preocupa que "algunos políticos nacionales e internacionales le recomiendan a las Farc que no acepte". Uribe indicó que, según informaciones en poder del Estado, otros políticos le recomiendan a los subversivos liberar a uno de los tres estadounidenses secuestrados.

De igual forma, explicó que con esta maniobra las Farc presionarían para que el Gobierno despeje los municipios de Pradera y Florida, en el departamento del Valle del Cauca, uno de los "inamovibles" del jefe de Estado. El Jefe de Estado sostuvo que las informaciones recibidas sobre este tema "lo afligen muchísimo" y afirmó que todo eso va en contravía de la solución humanitaria.

Asimismo, reiteró que en este tema de la búsqueda de la liberación de los secuestrados su Gobierno acepta todo el apoyo "de buena fe". También recordó que esa zona debe estar en una región rural, despoblada, con una extensión de 150 kilómetros, sin puestos de Policía ni Ejército, con observadores internacionales.

En esa área, a la que se le ha previsto una vigencia de 30 días, las personas deben permanecer desarmadas. "Reunir esos requisitos en Colombia es muy fácil. Yo no iba a proponer una cosa que fuera imposible de aceptar. Primera vez que lo digo: el país está lleno de zonas que reunirían esos requisitos", explicó el mandatario.

Uribe reiteró que la Iglesia Católica es la única responsable para tratar con las Farc la eventual creación de la zona de encuentro y está trabajando "a ver cómo se puede avanzar en eso". El mandatario participó en la clausura de la XIV Reunión del Círculo de Montevideo, en la que también estuvieron presentes el ex jefe del gobierno español Felipe González y el ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti, fundador de este foro académico, al igual que el presidente de Costa Rica y Nobel de Paz de 1987, Óscar Arias.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Opinión: Confianza sin reservas

Viaje a los archivos de inteligencia del DAS