Íngrid gana el Príncipe de Asturias de la Concordia

Íngrid Betancourt fue distinguida el miércoles con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en reconocimiento a su lucha en defensa de los derechos humanos y contra la violencia terrorista.

El jurado del galardón humanitario más prestigioso que se concede en España subrayó que Betancourt "personifica a todos aquellos que en el mundo están privados de libertad" . Betancourt fue liberada a principios de julio de un cautiverio de seis años a manos de las Farc en una operación del ejército colombiano.

"Al destacar la fortaleza, dignidad y valentía con las que Ingrid Betancourt se ha enfrentado a seis años de injusto cautiverio, queremos solidarizarnos con todas aquellas personas que padecen las mismas dramáticas condiciones que ella ha sufrido", dijo el jurado en el acta.

La categoría de Concordia del premio distingue la labor personal o colectiva que contribuye a la convivencia en paz entre los hombres o la defensa de la libertad. Para la fundación que otorga los galardones Príncipe de Asturias, la también ex política franco-colombiana se ha "convertido en un símbolo mundial de la resistencia humana ante las más duras adversidades".

Betancourt, de 46 años, inició su carrera política en 1994 en Colombia. Como candidata a la presidencia fue secuestrada en el 2002 por las Farc junto con su directora de campaña Clara Rojas.

Durante el largo periodo que permaneció retenida se generó una intensa movilización internacional para pedir su liberación, ante todo por las noticias sobre su precario estado de salud.

Después de seis años de cautiverio, el ejército colombiano logró poner fin a su secuestro el 2 de julio con la denominada "operación Jaque", en la que también fueron rescatados tres estadounidenses y 11 militares colombianos.

Las imágenes de una feliz Betancourt abrazando a su madre y a sus hijos después de la liberación dieron la vuelta al mundo. Entre los múltiples reconocimientos que ha recibido después de ser liberada, Betancourt fue distinguida el 14 de julio con la Legión de Honor francesa en grado de Caballero.

El galardón de la Concordia fue el último de los ocho premios Príncipe de Asturias que se concedieron este año, en su 28va edición, para distinguir a personalidades del mundo por su trabajo en campos como la cultura, la ciencia, el deporte y la investigación.

Cada una de las preseas, creadas en 1981, conlleva un premio de unos 78.000 dólares y una escultura diseñada por Joan Miró. Los premios serán entregados en octubre en Oviedo, en un acto solemne presidido por el heredero de la corona española, el príncipe Felipe de Asturias.

Temas relacionados