Ingrid invita a Paris a marchar por la libertad

Ingrid Betancourt hizo un llamamiento a participar en una concentración en París el día 20 de julio, que establecerá comunicación por televisión en directo con Bogotá, en apoyo a los secuestrados que quedan en manos de la guerrilla de las Farc.

"Para mí es muy importante hacer esto para evitar que Colombia se cierre", subrayó Betancourt al presentar esta convocatoria en un acto en el que recibió el homenaje de la Asamblea Nacional francesa.

Betancourt liberada por el Ejército, tras más de seis años de cautiverio, indicó que el cantante colombiano Juanes y el español Miguel Bosé han anunciado que estarán en esa marcha, a la que también debería acudir Manu Chao.

Dirigiéndose a los cientos de personas, esencialmente diputados, congregadas en la Cámara, justificó la movilización porque "hay todavía una veintena de secuestrados de las Farc que son seres humanos que no tienen voz" y que, a diferencia de lo que ocurrió con ella, "no tienen a los medios de comunicación detrás".

"Hay que lograr salvarlos (...) Les suplico que no les abandonen, subrayó Betancourt en su discurso a los diputados".

El presidente de la cámara baja, Bernard Accoyer, en una intervención previa, le había dicho que saben que la ex candidata presidencial colombiana va a seguir luchando, para que sus compañeros de infortunio consigan a su vez la libertad.

Betancourt constató que durante su cautiverio ha habido una transformación de los corazones sobre la cuestión de las personas en manos de la guerrilla colombiana.

La consciencia de Colombia se ha despertado poco a poco porque Francia estaba ahí "apoyando su puesta en libertad, y eso ha llevado a plantear que, tal vez la vida es más importante que la razón de Estado", argumentó.

Una ilustración de esa transformación son las marchas de solidaridad con los secuestrados que han proliferado, algo que no se había visto nunca en Colombia, aunque en Francia fuera algo natural.

Recordando el lema de la República francesa, señaló que cuando estaba secuestrada no tuvo libertad, ni fraternidad y aún menos igualdad, y que en su condición de mujer, porque era francesa, porque simbolizaba todo lo que las Farc detestan tuvo un trato peor que el de los demás.

Reiteró su agradecimiento a Francia por la presión que ejerció para su puesta en libertad, y también porque fue el país donde su familia encontró un sitio para protegerse.

Betancourt, que esta tarde tiene otra cita con el anterior presidente de Francia, Jacques Chirac, fue recibida en el patio interior de la Asamblea primero por Accoyer y luego por todos los presidentes de los grupos parlamentarios.