Íngrid no está tan enferma como dicen: Piedad Córdoba

La senadora Piedad Córdoba dijo desde Madrid que el estado de salud de la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt, secuestrada por las Farc, no es tan grave como se ha dicho en los últimos días.

Tras afirmar que "nadie está bien retenido, secuestrado", Córdoba dijo que "las últimas noticias que tengo son de la semana pasada y es que, en medio de esas circunstancias, Íngrid está bien, si es que eso se puede decir así".

La senadora liberal aclaró que se refería a que no padece una enfermedad como "hepatitis, sida, un infarto".

Córdoba realizó estas declaraciones durante su intervención en un debate en el marco de la Tribuna Iberoamericana, organizada por la Casa de América y la Agencia de noticias Efe.

A su juicio, "se utiliza" la situación de la ex candidata presidencial, secuestrada desde 2002 por la guerrilla las Farc, "para presionar a la sociedad, para presionar al Gobierno" a su liberación.

La parlamentaria también considera que se utiliza esa circunstancia "para echarle tierra a una crisis interna que cada vez es más difícil de tapar y ocultar en el país".

"El Gobierno (de Colombia) no tiene ningún interés en el acuerdo humanitario. Si hiciera la mitad de lo que hace el Gobierno francés por la liberación de los policías y los soldados, hace rato que estaban afuera", agregó.

También criticó que el gobierno Uribe "privilegia el rescate militar, que no ha sido exitoso en ninguno de los casos", sobre la base de lo que ha sido el trabajo de la campaña electoral que llevó al presidente a la jefatura de la República, "la salida militar".

La senadora liberal agregó que "hay una corriente muy fuerte en el Gobierno que no quiere el acuerdo humanitario y esto tiene que ver con el poco interés en avanzar hacia elementos que podrían ser dejados de lado si hubieran posibilitado el acuerdo humanitario".

Sobre el papel que juegan Francia, Suiza y España en el proceso para lograr un acuerdo humanitario, dijo que "lo que yo sé en este momento es que las Farc han tomado la decisión de que no aceptan más el acompañamiento de España" a raíz del apoyo del Gobierno español al proceso de desmovilización de los grupos paramilitares.

"Es la lectura que hacen ellos", agregó, para señalar que considera "que es una decisión de no retorno" y que actualmente "también descalifican de una u otra manera más contactos con Francia a raíz del asesinato de Raúl Reyes", miembro del secretariado del grupo insurgente.

Sin embargo, cree que "América Latina juega un papel distinto en este proceso". Córdoba visita España, donde el jueves pasó la jornada en Barcelona y el viernes tiene prevista una visita a la Asamblea de Madrid, el Parlamento regional.

 

últimas noticias

The Guardian exalta la labor de Colombia2020

Tumaco, una guerra llamada posconflicto