Jorge 40 pide incluir a desmovilizados rearmados en eventual proceso de paz

<p> El paramilitar desmovilizado, en nombre suyo y del Bloque Norte, cuestiona la aplicación de la ley de Justicia y Paz para los guerrilleros encarcelados y condenados.</p>

En una carta abierta, Rodrigo Tovar Pupo, líder paramilitar desmovilizado del Bloque Norte, pide el mismo trato para los guerrilleros que aún no se han desarmado que para los cientos de paramilitares que se rearmaron y conformaron las "nuevas autodefensas", así como a "otras expresiones de violencia", como guerrillas diferentes a las Farc y el Eln.

"No se debe olvidar el hecho de que estas expresiones de violencia son, en la mayoría de los casos, el resultado de los incumplimientos del Gobierno colombiano a los acuerdos de negociación", dice la comunicación.

Tovar Pupo respalda su petición en la necesidad de saldar las deudas de todos los escenarios que plantea la guerra. "La paz no puede ser privilegio de unos pocos; tiene que constituirse en un don preciado y valorado por todos nosotros".

De otro lado, el líder paramilitar de la Costa Atlántica, ahora desmovilizado, critica lo que califica como desequilibrio entre el trato dado a él y sus hombres y lo ofrecido a la guerrilla. "La sensación que nos queda ahora es que las respuestas a un hecho palpable de paz han sido el engaño y el destierro".

Por una parte, protesta por la posibilidad que abrió el gobierno de Álvaro Uribe para las Farc a cambio de la entrega de los secuestrados. "El mensaje para los armados ilegales que insisten en esa vía no puede ser ‘secuestre y luego nosotros como Estado, lo dejaremos en libertad'", dice.

Y por otro lado, reprocha a Uribe por haberse reunido con el vocero del Eln, Francisco Galán, mientras que se ha negado a reunirse con los líderes paramilitares desmovilizados. "¿Hay que tener encima los fusiles para dialogar?", se pregunta Tovar Pupo en la carta fechada en la Cárcel Modelo de Barranquilla, donde hoy se encuentra reunido con sus hombres para aclarar algunos crímenes por los que tendrá que responder en las audiencias pendientes del proceso de Justicia y Paz.

Esto, adicional a la puerta jurídica que se abrió para los guerrilleros indagados y condenados que quieran acogerse al proceso de Justicia y Paz.

"Creemos que no tiene ninguna presentación, ante el país y el mundo, utilizar la ley de justicia y paz como soporte jurídico para un acogimiento de guerrilleros, ya encarcelados y condenados por la justicia colombiana, que terminarán beneficiándose de un marco legal en el cual nunca creyeron, al que nunca se acogieron estando en armas, pero que hoy lo abanderan para recibir rebajas de pena", reclama el desmovilizado.

Sin embargo, en su carta abierta, ‘Jorge 40' hace un llamado a las Farc y el Eln para que "busquen una forma rápida y expedita" que permita la liberación de todos los secuestrados y que logren avanzar en un proceso de guerra hacia el escenario político.

 

últimas noticias

Desafíos de la búsqueda de los desaparecidos

Opinión: Deseamos mal

Un niño menos para las pandillas de Quibdó