México apoya gestiones para lograr el acuerdo humanitario

Su presidente, Felipe Calderón, se sumó a los mandatarios que le piden a las Farc dejar en libertad a los secuestrados.

Calderón expresó al presidente, Álvaro Uribe, que el Gobierno de México acompaña los esfuerzos de Colombia y de la comunidad internacional en favor de la inmediata liberación, como un acto humanitario, de todas las personas secuestradas que se encuentran en poder de las Farc, de acuerdo con un comunicado de la Presidencia mexicana.

"México se une al repudio internacional generalizado por las acciones de las Farc, que han conducido a una lamentable situación donde un número importante de personas se encuentran privadas de su libertad en Colombia", dijo Calderón.

El presidente mexicano, agregó el comunicado, reconoció los esfuerzos que las autoridades colombianas y, en especial Uribe, "realizan en favor de la paz, la seguridad y el respeto de los derechos humanos en Colombia, así como hacia una solución humanitaria que permita la pronta liberación de los secuestrados".

Calderón aseguró que todas las expresiones de apoyo de las autoridades mexicanas "se mantendrán invariablemente en el marco de un pleno respeto a la soberanía del Estado colombiano".

Uribe agradeció las expresiones de solidaridad y aseguró que mantendrá al tanto de los avances que se presenten sobre este tema al presidente Calderón.