Patricia Guerrero, reconocida por su labor a favor de mujeres desplazadas

<p>El trabajo de la abogada y activista colombiana Patricia Guerrero en defensa de los derechos de las desplazadas del país y de las víctimas de la violencia será reconocida este jueves por la Fundación Global para las Mujeres en una cena de gala en Nueva York.</p>

Guerrero, quien en 1999 fundó la "Liga de las Mujeres Desplazadas", se dedicó a esta causa tras retornar al país en 1998, luego de un año en California (EE.UU.) junto a su familia, contra la que pesaban amenazas de secuestro.

"Al volver me asenté en Cartagena de Indias y vi un panorama horrible: las mujeres llegaban semidesnudas, con seis niños, no sabían dónde estaba ninguna agencia gubernamental, llegaban a las iglesias como mendigos, se morían", explicó Guerrero, quien será premiada junto a otras líderes de diferentes países.

"Entonces empecé a pelear con mis argumentos, no con armas. Soy una pacifista que no cree que las armas solucionen nada en ninguna parte del mundo", agregó Guerrero, que ha conseguido importantes logros con la Liga de las Mujeres Desplazadas'.

La más reciente de esas victorias fue que la Corte Constitucional estudiara "la grave inconstitucionalidad que se comete con las desplazadas", y ordenara en abril pasado el diseño de políticas públicas para atender y reparar a un grupo de 600 mujeres.

La decisión del alto tribunal, que en breve será remitida al presidente Álvaro Uribe, incluye a la Fiscalía General, que, según la abogada, "nunca investigó las violaciones y esclavitud sexual, la prostitución forzada, el aborto forzado y el reclutamiento forzado de las mujeres".

Guerrero fue, además, la gestora de la Ciudad de las Mujeres en Turbaco, en el departamento de Bolívar, un lugar que abrió sus puertas en marzo de 2006 y que se ha convertido en el hogar de unas 500 mujeres y sus hijos.

Según la activista, la Ciudad de las Mujeres es más que un grupo de casas, es "una estrategia de resistencia pacífica de mujeres negras, indígenas desplazadas, de las pobres entre las pobres", que han demostrado al Estado que sí pueden hacer las cosas.

Guerrero afirma que el desplazamiento forzado no es solo consecuencia del conflicto que vive Colombia, sino de "todos los horrores que se han cometido contra las mujeres y que recurren a la violación como un arma de guerra".

"Sobre el cuerpo de las mujeres pasa la guerra, los paramilitares, la guerrilla y hasta algunos miembros del Ejército. Es una violación flagrante de los estándares internacionales de derechos humanos y, sin embargo, es un problema invisible", sostuvo la activista.

Guerrero dijo, igualmente, que las desgracias de estas mujeres no terminan con el desplazamiento, al señalar que "no hay políticas públicas que restituyan sus derechos", algo que en su opinión es responsabilidad del Gobierno Nacional.

Temas relacionados
últimas noticias