Las reinas de la guerra

En Angola acaba de culminar el primer Reinado Señorita Mina Antipersona, un certamen en el que mujeres amputadas hablaron de su tragedia y sus sueños en medio de las sesiones fotográficas y el glamour típico de un certamen de belleza.

Es el turno de Filomena Domingos Da Costa, de 35 años de edad. Según dice, su color favorito es el rojo, ojalá oscuro; su pasatiempo preferido es estar junto a su esposo, que comparte la misma situación física que ella, y su sueño es conseguir un empleo que le permita sacar adelante a su cónyuge e hijos, de 9, 7, 3 y 2 años de edad.

Y aunque es consciente de que sus medidas distan de los 90-60-90 de una candidata tradicional, ahí estaba ella, con un traje rojo que dejaba al descubierto sus hombros y le llegaba hasta las rodillas, luciendo ante las cámaras unas joyas que nunca pensó tener. Rozagante, orgullosa, Filomena lucía así por estar representando a Malanje, una provincia de Angola, en el primer reinado de belleza dedicado a las mujeres víctimas de minas antipersona.

Tal vez menos nerviosa lució Maria da Fatima Conceicao, una de las favoritas, según el público. Ella, víctima de una mina antipersona en 1999 que le destruyó la pierna izquierda, posó frente a las cámaras sentada sobre una toalla, luciendo un traje verde, su color favorito, y escogiendo de fondo una piscina.

Sin embargo, lo que más llamó la atención no fue su seguridad, mucho menos su limitación física. En realidad su mayor atractivo lo constituyó su vientre, pues dejó en evidencia que está a pocos días de dar a luz.

Maria nació en la ciudad de Luena y llegó al reinado a representar a la provincia de Moxico, considerada por las autoridades de Angola como la zona que más minas antipersona tiene en el país. A sus 19 años de edad, esta mujer no tiene trabajo, pero espera encontrar en su novio el apoyo para hallarlo y para darle un buen futuro al bebé que está por nacer, el primero que tendrá.

Como estas, muchas son las historias que reúne este reinado de belleza, historias que no habría sido posible conocer de no ser por un artista noruego. “El proyecto nació hace cuatro años y medio, cuando visité Angola por primera vez, en 2003. El efecto de las minas creó en mí un gran sentimiento, ya que la guerra civil había terminado apenas un año antes. Había restricciones muy fuertes en cuanto a donde uno podía pisar si estaba fuera de las ciudades, porque el campo estaba lleno de minas”, aseguró a El Espectador Morten Traavik, director y actor de teatro y cine a quien se le ocurrió hacer este reinado a partir de un caso particular.

“En cierta oportunidad, tuve una impresión muy fuerte cuando vi que la gente bromeaba con un supuesto desfile de belleza en una calle. Varios niños organizaron todo por sí mismos. Niños de 7 a 17 años desfilaban y hacían todos los movimientos


típicos de un concurso de belleza con gran seriedad y dedicación. Entonces tuve la impresión de combinar lo que había visto con el efecto de las minas y surgió esta idea”, recordó Traavik desde Luanda, la capital de Angola, mientras ultimaba detalles del reinado, que tuvo lugar el miércoles pasado.

Traavik había llegado a Angola es un momento histórico para ese país. En 2002 había culminado un conflicto que durante tres décadas protagonizaron la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola y el Movimiento Popular de Liberación de Angola. El saldo, miles de víctimas y cientos de minas antipersona sembradas por doquier. Hoy en día, la Comisión Nacional de Desminado de Angola no tiene claridad acerca de cuántas de éstas están sembradas en el país, pero calculan que la cifra podría rondar los seis millones.

La convocatoria

Más tardó este actor noruego en abrir la convocatoria que en recibir el apoyo del gobierno de ese país, de firmas de joyas, centros estéticos y diversos organismos dedicados al trabajo con personas que han sido víctimas de estos artefactos.

“Muchas mujeres se presentaron. Al final, luego de una votación hecha a través de internet, 18 candidatas fueron seleccionadas para representar a igual número de provincias de Angola”, según Traavik.

En ese proceso de selección llegaron a la noche de coronación mujeres de todas las características, desde vendedoras ambulantes, pasando por mercaderistas, hasta desempleadas con más de tres hijos, todos menores de edad.

“Conté con la colaboración del gobierno de Angola, de una Comisión Nacional de Desminado de este mismo país y otra Comisión Nacional de Asistencia Humanitaria, entre otros. La idea fue promover cánones de belleza distintos, reemplazar a la ‘víctima’ pasiva con el término de ‘sobreviviente’, un término más activo, hacer que la mujer se divierta, crear conciencia acerca del impacto de las minas y ofrecer más información al respecto”, aseveró.

Y la ganadora es...

Noche de nervios en el recinto en Luanda. En las votaciones por internet ya ganó Maria Restino Manuel, la representante de la provincia de Cuanza Sul, una asistente de ventas que quiere ser enfermera. ¿Pensará igual el jurado?

La primera dama de Angola, Ana Paula dos Santos, toma la corona y se dispone a ponérsela a la primera soberana de las Minas Antipersona que tendrá el mundo. La afortunada es Agusta Urica, de la provincia de Luanda, quien recibe la banda y un ramo de rosas.

Gracias a su triunfo, su sueño será cumplido. Un centro ortopédico de Noruega le entregará una prótesis. “Estamos


preparando la versión Camboya 2009 de este reinado y abro la posibilidad de hacerlo en Colombia si así lo desean. A los colombianos víctimas de las minas sólo les digo que espero verlos pronto”, puntualizó Morten Traavik.

Otras candidatas


Paulina Vadi, 25 años

Señorita Huíla

Ciudad de origen: Lubango. Víctima de una mina antipersona en 1997. Estado civil: soltera. Hijos: tres (de 12, 9 y 6 años).

Generosa Cassinda, 30 años

Señorita Cuando Cubango

Ciudad de origen: Menongue. Víctima de una mina antipersona en 1989. Estado civil: soltera. Hijos: dos (de 10 y 8 años).

Severina Cuhiela, 26 años

Señorita Cunene

Ciudad de origen: Ondjiva. Víctima de una mina antipersona en 1985. Estado civil: soltera. Hijos: dos (de 10 y 9 años).

Anita Pedro, 22 años

Señorita Uíge

Ciudad de origen: Negage. Víctima de una mina antipersona en 1999. Estado civil: soltera. Hijos: gemelos de tres años.

Domingas Antonio Barroso, 30 años

Señorita Bié


Ciudad de origen: Cuito. Víctima de una mina antipersona en 1999. Estado civil: soltera. Hijos: cuatro (de 14, 10, 9 y 2 años).

Maria Restino Manuel, 25 años

Señorita Cuanza Sul.

Ciudad de origen: Cachoeiras. Víctima de una mina antipersona en 1998. Estado civil: soltera. No tiene hijos.

Filomena Domingos Da Costa, 35 años

Señorita Malanje

Ciudad de origen: Malanje. Víctima de una mina antipersona en 1998. Estado civil: casada con otro hombre víctima de mina antipersona. Hijos: cuatro (de 9, 7, 3 y 2 años).

Maria da Fatima Conceicao, 19 años

Señorita Moxico

Ciudad de origen: Luena. Víctima de una mina antipersona en 1999. Estado civil: soltera. Hijos: uno que viene en camino.

Mariana Lucas, 27 años

Señorita Huambo


Ciudad de origen: Huambo. Víctima de una mina antipersona en 1993. Estado civil: soltera. Hijos: tres (de 8, 5 y un año).

Ana Diogo, 32 años


Señorita Benguela

Ciudad de origen: Benguela (al sur de Luanda, capital de Angola). Víctima de una mina antipersona en 1984. Estado civil: viuda. Hijos: tres (de 12, 11 y 3 años).

Día Internacional sobre las minas

La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas declaró el 4 de abril como el Día Internacional de Sensibilización sobre las Minas Antipersona.

Para conmemorar este día, el Programa Presidencial colombiano de Acción Integral contra Minas Antipersona lanzó ayer, en asocio con la Unicef, su nueva estrategia de prevención y sensibilización para la reducción del riesgo por estos artefactos.

Según cifras del Gobierno, en Colombia a diario tres personas son víctimas de las minas. Este año se han presentado 159 víctimas, de los cuales 113 son miembros de la Fuerza Pública y 46 civiles. De estos últimos, 8 son menores.

La estrategia del Ejecutivo colombiano, enmarcada en la campaña de la Vicepresidencia + Arte – Minas, derivará en la difusión de siete comerciales de televisión sobre los riesgos y las orientaciones, además de cinco cuñas radiales con los mensajes básicos de prevención.

[email protected]

Temas relacionados

 

últimas noticias

Los nuevos conflictos en el posconflicto

The Guardian exalta la labor de Colombia2020