Sarkozy acepta que liberación de Íngrid Betancourt está difícil

El presidente galo dijo estar preocupado porque "no queda mucho tiempo", en alusión al estado de salud de la ex candidata.

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, cree que todavía queda "un largo camino por recorrer" para conseguir la liberación de la colombo-francesa Íngrid Betancourt, secuestrada por las Farc desde el 23 de febrero de 2002, aunque señaló que "las cosas se están moviendo".

Queda un largo camino "porque Íngrid Betancourt está retenida desde hace más de cinco años en una parte de la jungla tan grande como Francia y (Manuel) Marulanda, el jefe de las Farc, vive desde hace 22 años en esa jungla y no saldrá para negociar", aseguró Sarkozy en una entrevista que este miércoles publica el semanario francés "Le Nouvel Observateur".

El presidente galo aseguró que los esfuerzos mediadores de su homólogo venezolano, Hugo Chávez, "han sido útiles", pero señaló que "no queda mucho tiempo" porque Betancourt "es una mujer que está al límite". "Por eso corrí el riesgo de dirigirme directamente a las Farc", señaló Sarkozy en referencia al video televisado que envió el pasado jueves directamente a Manuel Marulandam, alias 'Tirofijo', jefe histórico de la guerrilla, en el que pedía la liberación de Betancourt antes de Navidad a cambio de su implicación para la resolución del conflicto colombiano.

Sarkozy dejó entrever que la mediación de Chávez posibilitó que se consiguieran pruebas de vida de los rehenes, entre ellas de Betancourt, de la que no existía rastro desde hacía cuatro años y medio. El presidente francés calificó con ironía al venezolano de "curioso 'dictador' que organiza un referéndum y lo pierde", algo que consideró una "buena señal".

En cuanto al presidente colombiano, Álvaro Uribe, Sarkozy le felicitó por el "gesto histórico" de aceptar una zona de encuentro frente a la cual aún o se pronuncian las Farc.

Temas relacionados
últimas noticias