"Se van a dar más cosas", dice senadora Piedad Córdoba

La congresista se reunió en EE.UU con varios homólogos demócratas, con quienes aplaudió la posible liberación de tres secuestrados. Todos instaron a revivir la gestión de Chávez.

La senadora Piedad Córdoba elogió la decisión de las Farc de liberar a Clara Rojas, su hijo Emmanuel y la ex congresista Consuelo González de Perdomo y pronosticó la posibilidad de nuevas liberaciones. "Se va a dar más de esto y se van a dar más cosas", dijo Córdoba al referirse al comunicado del grupo insurgente.

La senadora del Partido Liberal está de visita en Washington desde ayer, cuando se reunió con los miembros demócratas de la Cámara de Representantes, Gregory Meeks, Bill Delahunt y James McGovern. Según dijo, si el presidente, Álvaro Uribe, "actuara a conciencia, sin personas que tienen otros intereses, lo más seguro es que eso podría agilizarse". En ese sentido, instó al mandatario colombiano a que "viabilice y ayude" en la búsqueda de una solución a la crisis de los rehenes.

Por su parte, los congresistas reiteraron su creencia de que Chávez todavía tiene la capacidad y habilidad para desempeñar un papel constructivo en estas negociaciones, pese a que Uribe lo despojó de esa función. También agregaron que viajarán el mes próximo a Colombia, aunque por razones no relacionadas con el acuerdo humanitario. Sin embargo, no descartaron que durante esa visita se reúnan con familiares de algunos de los rehenes.

Clara Rojas fue secuestrada el 23 de febrero de 2002 junto a Íngrid Betancourt, también de nacionalidad francesa, cuando viajaban hacia San Vicente del Caguán, población del departamento del Caquetá, donde tenían previsto un mitin político. Poco más de un año después, Rojas dio a luz a un niño, de padre guerrillero, a quien bautizó Emmanuel, según reveló posteriormente en un reportaje de televisión y un libro el periodista Jorge Enrique Botero, tras visitar un campamento insurgente.

Por su parte, la ex congresista González está en manos de los subversivos desde el 10 de septiembre de 2001, fecha en la que fue secuestrada en una carretera de Pitalito (Huila). "La orden para liberarlos ya ha sido impartida", indicó la nota de las Farc, firmada por el secretariado de la organización.

Chávez confirmó desde Montevideo (Uruguay), donde asistió a la cumbre del Mercosur, que recibió el comunicado de las Farc y reveló que antes había sido "alertado" de que los subversivos "podían anunciar la liberación de un grupo de personas".