Texto de la alocución presidencial tras la liberación de 15 secuestrados

<p>“Compatriotas: Hoy es un día de acción de gracias a Nuestro Señor y a la Santísima Virgen, que nos han ayudado tanto a los colombianos.</p>

Señor Ministro de la Defensa Nacional, Doctor Juan Manuel Santos, muchas felicitaciones y muchas gracias.

Señor General Freddy Padilla de León, Comandante General de las Fuerzas Militares; señor General Jorge Ballesteros Rodríguez, Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana; señor Almirante David René Moreno Moreno, Jefe de Estado Mayor Conjunto; señor General Mario Montoya Uribe, Comandante del Ejército; señor Almirante Guillermo Enrique Barrera Hurtado, Comandante de la Armada; Brigadier General Óscar Adolfo Naranjo Trujillo, Director de la Policía Nacional; Doctora María del Pilar Hurtado Afanador, Directora del DAS.

Comandantes, muchas felicitaciones, muchas gracias. A ustedes, a los soldados y policías de la Patria.

Compatriotas, Doctora Ingrid Betancourt; ciudadanos norteamericanos Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell; compatriotas, Teniente del Ejército Juan Carlos Bermeo; Subteniente del Ejército Raimundo Malagón; Sargento Segundo del Ejército José Ricardo Marulanda; Cabo Primero del Ejército William Pérez; Sargento Segundo del Ejército Erasmo Romero; Cabo Primero del Ejército José Miguel Arteaga; Cabo Primero del Ejército, Armando Flórez; Cabo Primero de la Policía Julio Buitrago; Subteniente de la Policía Armando Castellanos; Teniente de la Policía Vaney Rodríguez; Cabo Primero de la Policía John Jairo Durán.

Muchas felicitaciones. Estamos muy contentos.

Queridas familias: muchas felicitaciones. Tanto los compatriotas que sufrieron el secuestro como las familias que llevaron el padecimiento de estos años, soportaron heroicamente esta tragedia. Muchas felicitaciones. En medio de nuestras flaquezas, de nuestras limitaciones, no los olvidamos un día.

A las familias de quienes sigue secuestrados, nuestro compromiso: no los olvidaremos un momento, hasta que todos regresen a la libertad.

Nuestra Fuerza Pública es heroica. Entre 1990 y el año 2000, entre nuestros compatriotas de las Fuerzas Armadas murieron 147 por minas antipersonal y fueron heridos 448. Entre 2001 y 2008, han muerto 942 integrantes de las Fuerzas Armadas por


minas antipersonal y han sido heridos 3.041.

Esta es apenas unas de las muestras de la magnitud del heroísmo. Hoy las Fuerzas Armadas de Colombia, el Ejército de la Patria, nuestros soldados y policías, ingresan a la excelsa nómina de la historia de los héroes de la humanidad.

Han escrito el nombre de Colombia en molde de oro en el mundo democrático.

Muchas felicitaciones, soldados y policías de la Patria, nos llenan de orgullo.

Colombianos: muchas felicitaciones. Qué bueno darle esta buena noticia al mundo, a los Estados Unidos. Qué bueno saber que ya están en su país, libres, con sus familias, los ciudadanos norteamericanos Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell.

Qué bueno darle esta noticia a Francia, a Europa. Durante todos estos años, no abandonaron un solo momento a la Doctora Ingrid Betancourt.

Qué bueno haber podido dar esta noticia hoy al Presidente Bush, al Presidente Sarkozy.

A todos aquellos que durante estos años ayudaron, de una u otra manera.

Muchos tuvieron contrariedades con nosotros, conmigo. Es normal. Era una tarea muy difícil. Y mantener una línea en medio del sufrimiento, es muy difícil.

El señor Ministro de la Defensa, al contarles hoy a la comunidad mundial y a nuestros compatriotas este operativo, dijo cosas muy importantes. Permítanme retomar algunas.

Este fue un operativo de perseverancia. Un operativo que ha probado la ilimitada inteligencia de los colombianos, encarnada en la inteligencia del Ejército de la Patria. Un operativo respetable, desde todos los puntos de vista. Una epopeya militar y un homenaje a los derechos humanos.

Como nos contarán ahora el Ministro y los Altos Mandos, todo fue minuciosamente preparado. Había unos equipos de reacción, muy cerca, que no fue necesario activar.

Se suponía que al decolar el helicóptero, quedarían en tierra unos guerrilleros. Se había tomado la decisión de no disparar contra ellos. Interesaba el rescate de los secuestrados, como efectivamente se hizo.

No se disparó contra los guerrilleros. Fueron reducidos los dos que abordaron el helicóptero. Están presos. Reducidos, como


lo había preparado el Ministerio de Defensa, los Mandos, quienes prepararon el operativo.

No se disparó contra el grupo de guerrilleros que quedó en tierra, por varias razones.

Algunas de ellas:

Primero, estábamos interesados en la libertad de los secuestrados, no en derramamiento de sangre.

Segundo, allá quedan unos compatriotas secuestrados, y queríamos enviar un mensaje, no de palabras sino de hechos, para que traten bien a esos compatriotas y para que los regresen a la libertad. También por eso no se disparó.

Y tercero, para que las Farc entiendan que nuestra política de Seguridad Democrática no es un fin en sí mismo sino un camino a la paz. A la paz total.

La única factura que queremos pasar es la invitación a las Farc para que hagan la paz. Hemos mantenido siempre la disposición. Y que empiecen liberando a los secuestrados que aún permanecen en su poder.

Compatriotas:

Los saludamos a todos ustedes con afecto, a la comunidad internacional. Hoy todo el mundo celebra este acontecimiento.

A los mandatarios de todos los países que nos han llamado, nuestra gratitud.

A todos aquellos que han ayudado, nuestra gratitud.

Queridas familias: ofrezco excusas por las dificultades vividas conmigo, con mi temperamento, con mi determinación estos años. De buena fe, pensamos que no se podía tener sino un camino.

No puedo dejar de recordar que así como hoy se ha tenido éxito, como se tuvo éxito en la acción heroica de rescate del Ministro Fernando Araújo, en nuestro primer intento de rescate del grupo de secuestrados encabezado por el ex Ministro Gilberto Echeverri Mejía, por el Gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria Correa, ellos fueron masacrados por la Farc, sin que nuestro Ejército hubiera hecho un solo disparo.

Ministro: cuénteles a los colombianos algunas impresiones sobre este operativo.

Y queremos escuchar algunas narraciones del General Padilla, de mi General Montoya, y algunas narraciones de ustedes, apreciados compatriotas.

La Doctora Ingrid me decía ahora en el Club Militar, me hacía una narración bien importante, que me pareció egoísta dejarla solo para los casuales interlocutores de ese momento. Qué bueno que la escuche el país. Y la bella experiencia de que usted (uno de los militares rescatados) fue su médico en aquel momento difícil.
Ministro, muchas felicitaciones, y te escuchamos”.