Venezuela, lista para recibir los secuestrados

El gobierno venezolano tiene preparados a los organismos policiales y militares para recibir a los rehenes que podrían ser liberados por las Farc.

Así lo afirmó el Ministro de Justicia del vecino país, Pedro Carreño, en una entrevista concedida a la agencias de noticias AP. El funcionario dijo que las autoridades venezolanas ya tienen dispuestas las unidades operativas que participarían en el proceso de liberación, y que sólo están a la espera de las instrucciones del presidente Hugo Chávez para activar los planes de seguridad.

Las Farc habían difundido esta semana un comunicado en el que anunció que entregaría a Chávez a tres rehenes: Clara Rojas, a su hijo Enmanuel nacido en cautiverio, y a la ex congresista Consuelo González.

"Con nuestras unidades operativas implementaremos las acciones para garantizar la seguridad y la vida no solo de las personas plagiadas que van a ser puestas en libertad, sino también de las personas que los van a consignar", expresó Carreño.

El Ministro acotó que el gobierno venezolano dará también protección a los emisarios que utilice las Farc para la entrega de los secuestrados para que "no vaya a pasar como pasó con los que traían la fe de vida que fueron detenidos, y acusados".

Las autoridades colombianas detuvieron el mes pasado a tres supuestos colaboradores de las Farc que tenían en su poder cinco vídeos y siete cartas de 16 de los cautivos de esa guerrilla.

Chávez denunció que esas pruebas de vida le iban a ser entregas como parte de sus gestiones de mediación, pero que la operación fue abortada luego de la captura de los emisarios.

Carreño acotó que el plan de seguridad dependerá de "las instrucciones ya específicas que (imparta) el presidente de la República".

El gobierno venezolano también acordó dar protección especial a la senadora colombiana, Piedad Córdoba, quien denunció en la víspera, desde Washington, que habría planes para asesinarla en Caracas, indicó Carreño.

El Jefe de la Cartera de Justicia precisó que Chávez ordenó que desde el momento que Córdoba ingrese a territorio venezolano "tendrá un equipo de seguridad que la va a proteger".

Chávez y Córdoba actuaron por espacio de tres meses como mediadores para lograr el canje de 45 secuestrados por un grupo de guerrilleros.

El presidente colombiano Álvaro Uribe anunció a finales de noviembre el retiro de la mediación de Chávez, decisión que desató una crisis entre los dos gobiernos.

A raíz de la declaración de Uribe el mandatario venezolano llamó a consultas a su embajador en Bogotá y anunció que no tendría, por el momento, relaciones con el gobierno de Colombia.