Vicepresidente Santos insta a condenar a las Farc

El vicepresidente, Francisco Santos, calificó como "terribles" las condiciones en las que se ven los secuestrados en las pruebas de supervivencia que se decomisaron a tres presuntos milicianos urbanos de las Farc.

Las imágenes "tienen que conmovernos el alma", declaró Santos, quien urgió a todos "una condena absoluta, rotunda, sin ambigüedades de este delito y de estas circunstancias tan dramáticas en las que tienen" las Farc "estas pobres víctimas que jamás, jamás han debido ser secuestradas".

En un comunicado emitido por su despacho, Santos se refirió en particular a la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt, secuestrada en febrero de 2002, a quien manifestó su "solidaridad" , "afecto" y "cariño" , lo mismo que "hacia todos los secuestrados, hacia sus familias" por la "situación terrible" que padecen después de más de cuatro años sin pruebas de vida.

Recordó que él mismo en 1990 "durante ocho meses fue víctima del secuestro", por el cartel de Medellín del desaparecido capo Pablo Escobar, pero dijo que sus circunstancias de cautiverio eran un "hotel de cinco estrellas" en comparación con lo que está viviendo la Betancourt y los demás plagiados.

El Vicepresidente, señaló que estuvo ocho meses "encadenado a una cama, y viendo esta foto de Íngrid que me tiene con el alma desecha, lo que yo viví es un hotel de cinco estrellas, comparado con el sufrimiento que ella está viviendo".

En las pruebas de supervivencia incautadas se ve a Betancourt sentada, muy delgada, abatida, con la mirada baja y al parecer encadenada.