Piedad Córdoba desmiente que tripulación del Brasil portará pistolas

En desarrollo del operativo de liberación, será permitido a los tripulantes militares del Brasil portar pistolas enfundadas para casos de necesidad de supervivencia en la selva. Sin embargo, esta versión fue desmentida por la senadora Piedad Córdoba, quien insistió que nadie irá armado.

Este viernes el diario "O Estado de Sao Paulo" había dado a conocer que si ir´´an armados los tripulantes militares, al destacar que éstas serán sólo utilizadas para casos de necesidad de supervivencia en la selva.

El equipo brasileño está integrado por cuatro pilotos, cuatro mecánicos, dos técnicos en comunicaciones, cuatro especialistas en mantenimiento y un coordinador aeronáutico.

Sólo cinco militares brasileños viajarán en uno de los dos helicópteros que sea usado en el rescate. La otra aeronave permanecerá en tierra brasileña como reserva.

También viaja un técnico en oxígeno que apoyará la misión en caso de que las naves tengan que volar por encima de los 10.000 metros de altura si la liberación ocurre en una zona montañosa.

Los brasileños, sin embargo, tendrán prohibido llevar cámaras fotográficas y según el acuerdo, 36 horas antes del inicio de la operación deberá hacerse un contacto con el ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos y con el jefe de las Fuerzas Armadas, general Freddy Padilla de León, para obtener la garantía de que no ocurrirá ningún ataque militar en la zona del rescate.

Las autoridades brasileñas iniciaron este viernes la operación humanitaria de apoyo para la liberación de seis secuestrados de las Farc que son esperados en una localidad de la frontera con Colombia.

Dos helicópteros Cougar -con capacidad para 25 personas- del Comando Militar de la Amazonía fueron enviados con 16 militares del Ejército desde la ciudad de Manaos, capital del estado de Amazonas.

La misión hará escala en tres puntos amazónicos hasta llegar a la localidad brasileña de San Gabriel da Chachoeira, a unos 900 kilómetros de distancia en línea recta, según la información citada por el diario "O Estado de Sao Paulo" y atribuida a fuentes militares.

Los rehenes serán divididos en tres grupos y liberados en tres lugares distintos, señala la información

El Gobierno brasileño ha mantenido prudente discreción sobre este tema y el Ejército brasileño, se negó a dar detalles oficialmente de la operación alegando que está en manos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que tampoco comentó el caso.

Los helicópteros serán identificados con el emblema del CICR y deberán estar completamente desarmados.