Samper reitera en Europa que Uribe "politizó" liberación de cabo Moncayo

No es la primera vez que el ex presidente liberal se refiere a posibles 'saboteos' por parte de Uribe al proceso de liberación.

El ex presidente Ernesto Samper afirmó este viernes que: "es el propio presidente quien está politizando el proceso de liberación" del cabo del Ejército Pablo Moncayo, rehén de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde hace más de once años, secuestrado hace once años.

Samper, quien participó en Madrid en un foro para incentivar la inversión española en Colombia, recordó que es el mismo presidente el que insiste en afirmar que "no permitirá que se politice" el proceso de liberación de Moncayo por su férrea oposición a que intervenga en ella la senadora Piedad Córdoba.

Sin embargo, Samper señala que la participación de la senadora en esa gestión "no es política, sino humanitaria (...) no puede seguir confundiendo una operación humanitaria con un hecho de guerra".

Y agregó: "cada vez que hay un enfrentamiento con las Farco éstas le dan un golpe al Gobierno, lo único que se le ocurre al Presidente es decir: 'ah, sí, pues entonces no voy a permitir que liberen a Moncayo" , dijo Samper.

Y se preguntó: "¿cuál es la culpa?" del secuestrado. El problema "no es de los secuestrados, que son las víctimas de las Farc, como lo son también los soldados y los policías".

"El Gobierno -añadió- tiene la obligación constitucional de permitir que estas personas recobren la libertad y no convertir el tema humanitario en un debate político contra la senadora Córdoba"

Además, aseguró que "nadie le está pidiendo al Presidente que deponga las armas frente a las FARC" o que disminuya la presencia de las Fuerzas Armadas del Estado en cualquier parte del país.

Samper recordó que, en virtud de las normas internacionales humanitarias, "en determinados momentos, las partes (en conflicto) tienen que ceder para garantizar la vida de una persona inocente" .

Con respecto a la posibilidad de que Uribe se presente a una segunda re-elección para la Presidencia de Colombia, Samper expresó que "no es bueno para la institucionalidad" del país.