No hay marcha atrás en liberación de secuestrados: Cruz Roja

Mindefensa se comprometió a suspender operaciones militares en la zona de entrega de los secuestrados durante 36 horas.

Este viernes los miembros de la Cruz Roja, El ministerio de Defensa y los agregados militares de Colombia y Brasil firmaron el acuerdo que establece el protocolo que se deberá seguir para garantizar la entrega de los secuestrados por parte de las Farc.

En el documento de ocho puntos se establecen algunos aspectos de la liberación como la seguridad de los pilotos extranjeros, por dónde ingresarían al país los helicópteros militares; a qué sitio llegarían para esperar las coordenadas y en qué lugares abastecerían combustible para la liberación del sargento Pablo Emilio Moncayo, el soldado Josué Daniel Calvo y la entrega de los restos del mayor Julián Ernesto Guevara.

Sólamente quedaron autorizados para participar en la entrega Monseñor Jaime Prieto, la senadora Piedad Córdoba, dos miembros de la Cruz Roja y las tripulaciones de los helicópteros brasileños. 

Por ejemplo, se prohibirá el vuelo de cualquier tipo de aeronave tanto militar como comercial en la zona en donde se darán liberaciones para evitar confusiones como cuando las Farc decidieron suspender una entrega por sobrevuelos de aeronaves.

El protocolo fue revisado por todos los participantes, incluyendo a las Farc y al gobierno Brasilero, quienes establecieron que el sitio exacto de la entrega se hará público la noche antes de la operación humanitaria.

Con la firma del protocolo para la operación  "no hay marcha atrás", dijo Christophe Beney del Comité de la Cruz Roja Internacional (Circ) en Colombia.

Por su parte el ministro de Defensa,  Gabriel Silva Luján, asumió el compromiso de suspender las operaciones ofensivas militares en la zona. "Nos comprometemos a nivel de las Fuerzas Militares y la Policía a cumplir con la Cruz Roja todo lo establecido, que implica una suspensión de operaciones y el despeje de las áreas especificadas por la Cruz Roja, que serán las áreas adecuadas para la operación de liberación. No estamos hablando de que se vaya a despejar ni un municipio, ni un departamento, ni el país", señaló.

Se estableció que el tiempo determinado para la operación será de 36 horas, lapso tras el cual el ejército continuará sus operaciones normales.

A su turno el comisionado para la paz, Frank Pearl Silva reiteró el compromiso del Gobierno para facilitar la liberación de los secuestrados y advirtió que, "si las Farc tienen la disposición de devolver a los secuestrados, a partir de este momento ya todo está dado para que en pocos días se hagan las liberaciones".

Desde abril de 2009, las Farc anunció la liberación del soldado Calvo secuestrado ese mismo año, de Moncayo, quien lleva 12 años en cautiverio, y la entrega de los restos del mayor Julián Ernesto Guevara, quien murió en 2006, ocho años después de haber sido secuestrado por el grupo insurgente.

Un total de 24 militares y policías están bajo el poder de las Farc. Los cautivos podrían ser intercambiados por unos 500 insurgentes presos, según el grupo subversivo.