Piedad Córdoba está en Brasil; liberaciones se acercan

Está acompañada por dos representantes de la Cruz Roja Internacional, el obispo de Magangué y los miembros de Colombianos por la Paz.

La mediadora colombiana ante las Farc, la senadora Piedad Córdoba, que encabeza una misión humanitaria, llegó a Brasil para iniciar el proceso de liberación de Pablo Emilio Moncayo y Josué Daniel Calvo. La misión inició el desplazamiento a San Gabriel de Cachoeira (Brasil), donde la senadora y su comitiva pasará la noche.

Córdoba está acompañada por dos representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el obispo de Magangué, Leonardo Gómez, y los miembros del colectivo Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), que ella lidera, Hernando Gómez y Ricardo Montenegro. "Llegando al aeropuerto (...) saldremos a Brasil. Arrancan liberaciones", señaló a través de la red social Twitter.

Pocos minutos después anotaba en la misma red: "saliendo a Brasil. Confío en que todos los compromisos adquiridos por las partes se cumplirán".

La misión recibirá de manos de las Farc al sargento del Ejército Pablo Emilio Moncayo y al soldado Josué Daniel Calvo. La misión partió hacia San Gabriel de Cachoeira, en territorio brasileño, cerca a la frontera amazónica con Colombia, para abordar este sábado los helicópteros de ese país que recogerán a los secuestrados.

En una primera etapa, según el cronograma, la misión llegará el sábado a Villavicencio, capital del departamento del Meta, desde donde se dirigirá al punto selvático en el que será entregado el soldado Calvo, el domingo.

La entrega de Moncayo, uno de los dos rehenes más antiguos en poder de la guerrilla desde hace más de doce años, será el martes próximo, cuando la misión se traslade el lunes desde Florencia, capital del sureño y selvático departamento del Caquetá.

Córdoba y la misión tenían previsto el desplazamiento a San Gabriel de Cachoeira el jueves, pero una cita con el comandante de las Fuerzas Militares colombianas, general Freddy Padilla de León, fue aplazada ese día por un viaje del alto oficial a Haití.

Las Farc, en un comunicado difundido unas hora antes, confirmaron que liberará a los dos militares rehenes, pero aplazó la entrega de los restos mortales del mayor de la policía Julián Guevara, que murió en cautiverio en 2006. "Moncayo y Calvo están listos para su liberación. La entrega de los restos del mayor Guevara debemos aplazarla dado que el Ejército ocupa el área donde se encuentran", agregaron las Farc.

Sin embargo, aclararon que mantienen su decisión "irrevocable" de entregar a los dos militares y los restos de mayor Guevara. "La liberación unilateral determinada por las Farc es un irrefutable hecho de paz, una demostración inequívoca de voluntad política por el canje", añadieron los guerrilleros.