La madre de Marc Gonsalves no había descartado el rescate

<p>El 10 de febrero de 2007, tres días antes de que los tres estadounidenses cumplieran cuatro años en poder de las Farc, Jo Rosano, madre de Marc Gonsalves, le concedió una entrevista a <strong>Elespectador.com</strong> en la que sostenía que si se llevaba a cabo una operación militar para rescatar a su hijo, las fuerzas del orden de su país tendrían que participar. </p>

Así habló en ese entonces Jo Rosano, quien ahora celebra el regreso a casa de su hijo.

‘Si hay rescate, que lo haga E.U.’

Jo Rosano, madre de Marc Gonsalves, uno de los tres estadounidenses que el próximo 13 de febrero cumplirán cuatro años en poder de las Farc, no comparte el rescate militar, pero tampoco quiere que su hijo muera en la selva.

Alfonso Rico Torres

El 20 de octubre del año pasado, Josephine Rosano pasó de la ilusión del reencuentro con su hijo Marc Gonsalves, al temor de un rescate militar.

Ese día, el presidente Álvaro Uribe pronunció un enérgico discurso en Bogotá el que arremetió verbalmente contra las Farc, tras culparlos del atentado con carro bomba perpetrado el día anterior contra la Escuela Superior de Guerra.

“El único camino que queda es el del rescate militar y policivo de los secuestrados”, dijo el mandatario al revocar los acercamientos que adelantaba el Comisionado de Paz con el grupo insurgente en busca del acuerdo humanitario.

Tiempo después, según contó Jo (como prefiere que le digan), recibió una llamada telefónica de un funcionario del gobierno de su país informándole que el presidente de E.U., George W. Bush, apoyaba el rescate militar en Colombia.

Desde entonces, pasa los días orando en su casa de Bristol, Connecticut (Estados Unidos), pensando en la suerte de su hijo y planeando diversas alternativas para que esta situación termine cuanto antes.

Han pasado cuatros años desde el secuestro de su hijo. ¿Sabe cómo está él?

Dios me dice que mi hijo está vivo y está bien. No me preocupo porque sé que Dios tiene sus ángeles que lo cuidan, pero realmente me pregunto es: ¿qué siente, qué piensa?

¿Ha recibido alguna prueba de que está vivo?

Alguna vez leí que las Farc quisieron mostrar otra prueba de vida, pero fue imposible porque el Ejército estaba tras de ellos y tuvieron que trasladar a los rehenes. No sé si esto sea cierto, pero si lo es, les agradezco a las Farc por


haberlos movido, porque no fueron alcanzados por el fuego.

El presidente Álvaro Uribe insiste en que hay que liberar a los secuestrados por la vía militar. ¿Qué opina al respecto?

Hablé por teléfono con Thomas Shannon (director para asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado), quien me dijo que E.U. apoyaba el rescate militar que propone Uribe. Bush, Shannon, Uribe y otros políticos nos hacen mucho daño con esas noticias.

Si su hijo muriera en un rescate, ¿usted qué haría?

Les he dicho a los medios de comunicación y le digo a Uribe y al gobierno estadounidense que sería mejor que me mataran. Los secuestrados no deberían pagar con la muerte.

El gobierno francés pide la liberación de la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt por la vía pacífica, pero tampoco ha logrado nada...

No apoyo el rescate militar, pero creo que con Uribe nunca habrá acuerdo humanitario.

Si no apoya el rescate, pero tampoco cree en el acuerdo, ¿cómo liberar a su hijo?

Me parece que nunca habrá acuerdo humanitario, porque Uribe juega con la vida de la gente. Si E.U. dijera: “Colombia no conseguirá ninguna ayuda hasta que los rehenes sean liberados”, Uribe podría hacerlo. Así las cosas, quisiera que el ejército de los E.U. hiciera el rescate. Ellos tienen los Blackhawks (helicópteros) y personal entrenado para tales misiones.

¿Esa propuesta la sabe el gobierno Bush?

A Bush nunca le he oído decir algo sobre Marc, Thomas y Keith. ¿Sabrá él que están secuestrados?

¿Ha hablado o se ha reunido con alguien de las Farc?

No, no he hablado con nadie de las Farc, pero realmente me gustaría. No gritarlos, sino de persona a persona. Tengo que ser honesta y sé que a algunas personas en Colombia no les gustará esto, pero nunca he tenido ninguna diferencia hacia ellos. Lo que no entiendo es cómo o por qué un país deja continuar una guerra durante más de 40 años. Ahora mi súplica es a las Farc. Por favor, independientemente del pasado, liberen a esta gente que no ha hecho nada malo.

¿Ha pedido ayuda a algún gobierno?

Después de que los secuestrados le pidieron ayuda al presidente Hugo Chávez (en enero de 2006 los diputados del Valle, en poder de las Farc desde el 11 de abril de 2002, solicitaron a través de una prueba de supervivencia asilo político en el vecino país), le escribí una carta suplicándole lo mismo. No hubo respuesta. En E.U., ya que los republicanos no son mayoría, espero que el senador Christopher Dodd pueda conseguirme una audiencia en el Congreso. Ellos tienen que saber lo que pasa en Colombia.

¿Qué opina acerca del proceso judicial que se adelanta contra el guerrillero ‘Simón Trinidad’ en su país, en parte por el secuestro de su hijo?

Eso no me importa. Fuimos tres veces a Washington, una por semana, al juicio de Trinidad. Desde luego, yo tenía al FBI a mi alrededor todo el tiempo, escuchándome cada palabra. Allá me decían lo de siempre, que E.U. hace lo que puede. ¿Dónde están los resultados? Casi cuatro años y nada. Lo que siguen es dándole sus millones a Uribe.

Usted dijo una vez que no sabía si su hijo había sido advertido de no viajar a Colombia. ¿Cree que alguien tiene la culpa de que Marc esté secuestrado?

La empresa para la que ellos trabajaban y el gobierno de E.U. Ninguno hace nada.

Muchas personas odian a los estadounidenses porque también les han hecho daño a otras personas. ¿Qué les diría a quienes odian a los tres norteamericanos secuestrados?


Sé que los americanos meten sus narices en otros países, antes de mirarse a sí mismos, pero no todos somos así.

De su familia, ¿quién ha afrontado con usted todo esto?

No sé nada sobre mi nieta. Vi una fotografía reciente de ella y es magnífica. Tengo el honor de que la gente dice que se parece a mí y yo les digo: Es porque mi hijo Marc se parece a mí. Con la esposa de Marc no hablo. Mi familia es sobre todo mi esposo Mike, que me ha apoyado desde el primer día y todavía lo hace.

¿Vendrá a Colombia?

En unos meses, cuando mi marido se recupere de unos quebrantos de salud.

¿Qué hará el 13 de febrero?

Lo habitual, rezar. Tengo la fe y la confianza en Dios.

La noticia

El 13 de febrero de 2003, los estadounidenses Marc Gonsalves, Thomas Howes, Thomas Janis, Keith Stansell y el colombiano Luis Alcides Cruz fueron secuestrados por las Farc, luego de que la avioneta en la que se movilizaban, una Cessna 208, se precipitara a tierra en las selvas del Caquetá.

Según contó Marc Gonsalves tiempo después de su plagio, cuando se conocieron pruebas de supervivencia, una vez en cautiverio a él lo ubicaron junto con Thomas Howes y Keith Stansell. A los otros dos, los asesinaron.

Según el gobierno de E.U., son los ciudadanos de ese país que más tiempo llevan secuestrados. No obstante, la política de ese país es no negociar con terroristas, como consideran a las Farc.

[email protected]