"Atentado contra Aída Avella 'balea' credibilidad del proceso de paz"

'Pablo Catatumbo' resaltó que "ya los enemigos de la paz no están actuando agazapados sino desembozadamente"

EFE

Las Farc aseguraron que el atentado contra la candidata presidencial del partido Unión Patriótica (UP), Aída Avella, "equivale a balear la credibilidad del proceso de paz" y exigieron una investigación con resultados inmediatos sobre el caso.

"Registramos con preocupación y rechazamos vehementemente el atentado perpetrado contra la candidata de la UP, Aída Avella y el candidato al senado Carlos Lozano, en el departamento de Arauca", afirmaron las Farc en una declaración leída en La Habana por el guerrillero "Pablo Catatumbo", alias de Jorge Torres Victoria.

Avella y Lozano, candidatos de la izquierdista UP, fueron objeto de un atentado este domingo, del que ambos salieron ilesos, cuando la caravana en la que viajaban fue atacada por dos personas que iban en una moto y que dispararon a los vehículos de los escoltas.

Tras advertir que este suceso afecta a la credibilidad de los diálogos de paz que las Farc y el Gobierno sostienen en La Habana, "Catatumbo" resaltó que "ya los enemigos de la paz no están actuando agazapados sino desembozadamente"

"Colombia entera espera una investigación con resultados inmediatos. El Gobierno debe lanzar una señal poderosa en el sentido de que las garantías políticas no quedarán reducidas a la garantía de un balazo a quienes se opongan por vía legal al sistema político vigente en nuestro país", apuntó.

Las Farc hicieron estas consideraciones en el Palacio de Convenciones de La Habana al inicio del vigésimo primer ciclo de negociaciones de paz con el Gobierno, en el que las partes continuarán debatiendo sobre el problema de drogas y narcotráfico.

La guerrilla afirmó que afrontan esta nueva ronda negociadora "arrastrando una gran desconfianza por el espionaje absurdo de la inteligencia militar y la Policía de Colombia, dirigidos por la CIA, para afectar al proceso de paz".

Las Farctambién denunciaron "el escándalo de corrupción" en las Fuerzas Militares, focalizado, según la guerrilla "en las rémoras y no en los tiburones".

"Los grandes negociados están en las alturas, en la adquisición de maquinaria bélica y tecnología militar, en los millones de dólares de la maldita ayuda militar estadounidense y en los 27 billones de pesos que el presupuesto nacional del 2014 destina para la guerra, en los jugosos e insondables fondos secretos que alimentan la guerra sucia y en los grandes sobornos de las trasnacionales a quienes han regido los destinos del país", según los guerrilleros.

La delegación de paz de las Farc criticó además que se haya "armado un debate ficticio" en Colombia "con el cuento de que en La Habana se está negociando el Ejército" y recordaron que el tema de la Justicia y máximos responsables del conflicto aún no se ha visto en la mesa de conversaciones.

"Sin duda, este será un tema crucial porque debe arrojar satisfacciones fundamentalmente a las víctimas del conflicto, a las partes contendientes y al país. Del manejo inteligente que le demos entre todos dependerá la reconciliación y la paz en Colombia", añadieron.

Como es habitual, los negociadores del Gobierno, liderados por el exvicepresidente Humberto De la Calle, no hicieron declaraciones a los medios a su llegada al Palacio de Convenciones de La Habana, sede permanente de los diálogos que intentan poner fin al longevo conflicto armado en el país suramericano.

 

últimas noticias

Johana Maturana, mujer trans, lideresa y negra