Cambio Radical de cara a la refrendación e implementación de la paz

La colectividad ha sido criticada por no dar un respaldo incondicional al acuerdo de paz con las Farc, pero la ejecución del posconflicto depende en gran medida de los miembros del partido que están en el Gobierno.

Las críticas cayeron sobre Cambio Radical por la ausencia de su jefe natural, el vicepresidente German Vargas Lleras, en la firma del acuerdo de paz en el Teatro Colón. En el Congreso los miembros de la colectividad no han tomado una decisión clara frente la refrendación e implementación de los acuerdos. Por otro lado, en el Gobierno, los funcionarios que representan a Cambio tienen claro que serán protagonistas en el posconflicto.

Ese el debate que enfrenta la colectividad. En Senado el asunto es más claro y deja en evidencia el apoyo de Cabio Radical a la paz. La decisión es dar un “respaldo político” al acuerdo, pero, aclaran, sin implicaciones jurídicas. Explica el senador Carlos Fernando Motoa que “la refrendación la apoyaremos porque no hay un tema más importante para el país que la paz, pero creemos que es necesario que la Corte Constitucional tome una decisión sobre el Acto Legislativo para la Paz”.

Explica Motoa que no pueden implementar herramientas como el trámite abreviado de leyes, la posibilidad de que el presidente Santos expida decretos con fuerza de ley y que las propuestas no puedan ser modificadas por el Congreso, si no se tiene clara la decisión de la Corte.

En Cámara el asunto aún no se ha decidido. El director de Cambio Radical, Rodrigo Lara, señala que aún no hay decisión tomada y que lo más responsable es conocer primero la proposición con la que el Gobierno planteará la refrendación del acuerdo de paz.

Sin embargo, en Cambio Radical también se la han jugado por el proceso y los acuerdos. El ministro de Medio Ambiente, Luis Gilberto Murillo, hizo una fuerte campaña para la refrendación de los acuerdos de paz vía plebiscito, en el Chocó, departamento del que fue gobernador, más del 80% de las personas lo respaldaron.

Y en cuando a la agenda del posconflicto, el ministerio se está preparando para apoyar temas como sustitución de cultivos, minería ilegal y los puntos de los acuerdos que se relaciona con la cartera ambiental. De igual forma sucede con la ministra de Vivienda, Elsa Noguera, quien tendrá que desarrollar los programas claves en la reintegración de los desmovilizados, quienes tendrán facilidades para adquirir casas.

Ese es el panorama en Cambio Radical, tanto congresistas como ministros afirman que su apuesta es la paz. Y más allá de las críticas que por lo general tienen un tufillo de candidaturas presidenciales, el asunto de fondo es que la decisión solo la tomarán después de que la Corte Constitucional tome una decisión.