La campaña de creatividad de los Jóvenes por el Sí

Desde hace un mes, 1.500 jóvenes de 10 ciudades y 30 municipios del país buscan demostrar con creativas iniciativas que la apatía política no es con ellos cuando se trata de la paz.

El Club El Nogal fue otro de los escenarios en donde se dejaron los globosCortesía

Hoy, a las 4:30 de la mañana, con las manos llenas de globos blancos que decían Esta bomba sí, un grupo de jóvenes comenzó a recorrer algunos de los lugares de Bogotá que han sido atacados a lo largo de estos años de conflicto armado y que se han convertido en símbolo de una guerra que parece estar llegando a su fin.

Frente al edificio de Caracol Radio, el Club El Nogal, la antigua sede de El Espectador, las instalaciones del DAS y el Centro de la 93 amarraron esas bombas como un mensaje de paz. “Queremos que el país entienda que los jóvenes no queremos más guerra, que las únicas bombas que deben explotar son las de helio”, explica Juan David Duque, líder del movimiento ciudadano Jóvenes por el Sí. Una iniciativa que se conformó hace un mes con presencia en 10 de las principales ciudades del país y más de 30 municipios.

A través de la iniciativa Cree y crea paz las personas dejaron su huella sobre un gigantesco mapa de Colombia.

Desde entonces, los 1.500 jóvenes que lo integran han sorprendido con su creatividad y acciones para demostrar no sólo que la apatía política no es con ellos cuando se trata de la paz, sino la importancia de votar el plebiscito del próximo 2 de octubre y refrendar los acuerdos que anhelan le den un rumbo diferente a la historia del país y permitan que sus hijos crezcan en una nación libre de las balas, el secuestro y el miedo.

A la iniciativa de las bombas blancas se suma la de Cree y Crea Paz, que consistió en recortar un croquis del mapa de Colombia de 10 metros de largo por 10 de ancho en Cartagena, Bucaramanga, Medellín, Cali, Pereira y Bogotá para invitar a las personas a que dejaran su huella por la paz. “El objetivo, cuenta Duque, es que entendieran que este anhelo empieza con su voto el próximo 2 de octubre, pero que además requiere que trabajemos juntos como sociedad para alcanzarla”.

Después vino el Casatón con la paz, una actividad que se realizó en siete ciudades y 15 municipios, a través de la cual se buscaba comprometer a los ciudadanos con la paz en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad. “Adicionalmente, puntualiza Duque, hemos venido apoyando e impulsando la marcha de las banderas blancas que se lleva a cabo todos los viernes en el Parque de los Periodistas, en Bogotá”.

Casatón con la paz fue una actividad  a través de la cual se buscó comprometer a los ciudadanos con la paz en las buenas y en las malas, en la salud y enfermedad.

En los próximos días harán una nueva convocatoria bautizada Sembratón por la paz y otra para romper el récord de abrazos por una misma causa. Lo que empezó como un sueño de cinco activistas que no superan los 30 años, se convirtió en un movimiento de más de mil jóvenes que sueñan con una Colombia distinta.

Temas relacionados