Campaña desde el Catatumbo por el Sí para la paz

En esta región se puso en marcha el proyecto la Casa de la Mujer promovido por organizaciones solidarias.

En el marco del lanzamiento del centro de innovación socio empresarial Casa de la Mujer promovido por organizaciones solidarias, más de 500 mujeres de la cooperativa Coomultimen –en su mayoría víctimas de desplazamiento y excombatientes del Catatumbo–, se reunieron para recibir su diploma que las certifica como operarias en confección, calzado, marroquinería y artesanías.

En este evento, 23 niños con batería, gaita, guitarra y banderas del Sí entonaron la canción ‘Un paso hacia la paz’ que interpretaron diferentes artistas colombianos en la pasada campaña Soy Capaz.

Ocaña ha recibido al menos 13.000 desplazados fruto del conflicto que se libra en el Catatumbo y la cooperativa  Coopesalle conformada por 2.300 niños asociados hijos de víctimas y excombatientes y cuyo colegio fue edificado en un antiguo campo paramilitar, se ha convertido en ejemplo a nivel nacional de reconciliación en una zona histórica para el conflicto armado interno por la situación de política y de guerra.

Precisamente las madres de estos pequeños son las que decidieron conformar la cooperativa Coomultimen con el apoyo de organizaciones solidarias, Crédicoop, Fundación Catatumbo, Asodamas, Fundación Falcao y la Cámara colombiana de la Confección la cual donó 35 maquinas industriales de confección y acompaña el proyecto socioeconómico de estas mujeres.

El evento contó con la participación del director de Organizaciones Solidarias, Rafael González; el gobernador de Norte de Santander, Willian Villamizar Laguado; y representantes de Ascoop, Asodamas y la fundación Catatumbo.

“Este es un encuentro de paz, donde le vamos a entregar a las mujeres de Ocaña la primera casa de la mujer como instrumento de emprendimiento, inclusión social, enfoque diferencial, productividad, competitividad, autoempleo y asociatividad”, dijo Rafael González.

Temas relacionados
últimas noticias

El día en que las Farc llegaron al Congreso