Cifras dispares para la paz

Aun cuando los nacientes diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc son en esencia una negociación política, buena parte de los 34 minutos que duró el discurso de Iván Márquez —jefe negociador de la guerrilla— giraron en torno a asuntos estrictamente económicos.

Según la ONU, en los últimos 13 años han sido expulsados violentamente de su territorio 4 millones de campesinos. / El Espectador
Según la ONU, en los últimos 13 años han sido expulsados violentamente de su territorio 4 millones de campesinos. / El Espectador

Con un lenguaje que para muchos luce anacrónico, de todas maneras las Farc han modernizado su discurso sobre la materia, pues mucho va del reclamo por los dos marranos y tres gallinas que Tirofijo hizo hace 10 años en el proceso de paz del Caguán, a las detalladas cifras que sobre la situación del país presentó ayer Márquez.

El líder guerrillero lanzó cifras sobre agricultura, minería, tenencia de la tierra, pobreza, desplazamiento, entre otros.

Pero, ¿qué tan cercanas a la realidad están dichas estadísticas? ¿Es cierto que las cifras oficiales corroboran el dramático panorama descrito ayer por las Farc? El Espectador le siguió la pista al discurso guerrillero y halló exagerados los datos mostrados respecto a pobreza, desigualdad y desplazamiento.

Márquez dice que en Colombia hay 30 millones de personas en la pobreza y 12 millones en la indigencia. Sin embargo, las cifras del Gobierno muestran otra realidad. Bruce MacMaster, alto consejero para la Prosperidad, sostiene que la pobreza en el país es del 30% (10 millones de personas). Y que hay 5 millones en la pobreza extrema.

Márquez critica el modelo económico, ante lo cual el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, reaccionó precisando que este tema no se discutirá en la mesa y tampoco el relacionado con el ingreso de capitales extranjeros al país (este año se esperan recibir US$18.000 millones, según estimaciones del Mincomercio).

Para el jefe guerrillero el coeficiente Gini (que mide en una escala de 0 a 1 la desigualdad de un país) es de 0,89 en el campo. Pero datos del Gobierno aseguran que al cierre de 2011 esa medición era de 45,9 (en la nueva metodología de 0 a 100 —0,45 en la antigua—).

Asociada con la desigualdad, Márquez cuestiona la distribución de la tierra y coincide con algunas estimaciones del Gobierno. “La ganadería extensiva ocupa 39,2 millones de hectáreas y el área cultivable es de 21,5 millones de hectáreas”, apunta. Ante esto, el Estado busca que la ganadería ocupe 20 millones de hectáreas y la agrícola, que tiene 5 millones, desarrolle un potencial de 21 millones.

Según la guerrilla, las actividades minero-energéticas ocupan 49 millones de hectáreas (incluyendo exploración), pero las cifras oficiales afirman otra cosa. “Las explotaciones de recursos no renovables ocupan 5,8 millones de hectáreas. Existen solicitudes mineras en parte de las áreas ocupadas por la frontera agrícola”, dice un documento del Minagricultura.

En desplazamiento forzado, cálculos de la ONU señalan que en los últimos 13 años han sido expulsados violentamente de su territorio 4 millones de campesinos, cifra debatida por Márquez, para quien la violencia ha dejado 6 millones de víctimas del despojo.

Sea cual sea el escenario —el que reconoce el Gobierno o el que describen las Farc—, Colombia tiene mucho que hacer en materia de equidad, y sacar adelante la iniciativa de paz que comienza es sólo uno de los pasos que el país debe emprender en ese largo camino.

 

últimas noticias