Colombia recibió US$530 millones de cooperación internacional

El dinero se usó en proyectos de construcción de paz, desarrollo rural sostenible así como conservación y sostenibilidad ambiental durante 2015.

Durante 2015 los esfuerzos de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional Colombia (APC- Colombia) se concentraron en hacer más eficientes los 530 millones de dólares que la cooperación internacional le entregó a Colombia. Para lograrlo, se enfocaron en proyectos para desarrollo rural, conservación ambiental y otros proyectos que ayuden a superar la violencia.

Así lo explicó Alejandro Gamboa Castilla, director general de la agencia, durante su informe de gestión 2015. Añadió que ese dinero permitió desarrollar 154 proyectos en 31 de los 32 departamentos colombianos.

Además de promover iniciativas al interior del país, la aggencia inició proyectos internacionales. “Exportamos conocimiento sobre proyectos agrícolas sostenibles, resolución de conflictos territoriales y desarrollo microempresarial a países como Costa Rica y México. Eso demuestra que, si logramos tener un proceso de paz exitoso, Colombia se convertiría en un referente mundial de soluciones a conflictos armados”.

La agencia se alió con empresas privadas y otras agencias internacionales para hacer talleres, foros y asesorías en África, Oriente Medio, Asia y Sudamérica. En eso se invirtieron $11.000 millones, en cooperación con paises de Cooperación Sur - Sur. 

Uno de los retos a futuro para la APC es establecer una metodología para medir la eficiencia de los proyectos de exportación de conocimiento. Para ellos lanzarán el proyecto “Saber Hacer Colombia” que buscará medir el impacto que las iniciativas de enseñanza tienen en los países receptores.

Para financiar los proyectos nacionales buscarán reunir 3.300 millones de dólares para la etapa de posacuerdo entre 2016 -2020. “Hemos comprobado que la sociedad civil colombiana es proactiva y puede sacar adelante proyectos territoriales. Tenemos que reforzar la institucionalidad para que Estado, comunidad y empresas privadas puedan sacar adelante proyectos que cierren la brecha de desigualdad que hay en el país”.

La mayor parte de los esfuerzos y dinero que entrarán durante los próximos cinco años estarán focalizados en las zonas rurales más afectadas por el conflicto. Así lo han determinado tanto la comunidad internacional como el Gobierno nacional. Por eso, uno de los retos fundamentales que tendrán que asumir esas regiones será crear proyectos que sean sostenibles y atraigan la ayuda internacional.

 

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Masacre de La Rochela: una generación después