La conmovedora historia de Esperanza, exguerrillera de Farc, que Mockus hizo viral

El exalcalde de Bogotá y excandidato presidencial ayudó a la exguerrillera, que fue reclutada por las Farc cuando solo tenía 13 años, a pedirle perdón al país.

Captura de video.

El perdón es una de las claves para que la paz en Colombia sea una realidad. Tanto la intención de pedirlo por parte de quienes integraron las filas de una guerrilla en proceso de desmovilización, como la humildad de los colombianos para aceptarlo. De los exguerrilleros de las Farc hay miles de historias, todas recreadas en los múltiples contextos de la guerra que por más de 50 años desangró al país. Una de esas historias quiso ser resaltada por Antanas Mockus, quien se ha destacado por cumplir un papel de reconciliador, más que de promotor del proceso o del “Sí” en el plebiscito. Vea el especial "A construir la paz".

Mediante un video, el exalcalde de Bogotá y excandidato presidencial que justamente perdió con el presidente Juan Manuel Santos su posibilidad de llegar a la Casa de Nariño, quiso demostrar que los desmovilizados de las Farc no son los “monstruos” que la gente imagina.

Esperanza (no pudo tener un mejor nombre) es una exguerrillera que fue reclutada por las Farc cuando solo tenía 13 años. Ella fue quien buscó a Mockus para hacerle su confesión y solicitar su ayuda para pedir perdón ante Colombia por sus actos y los de su grupo, cuyo líder estará en poco más de 24 horas firmando la paz y estrechando las manos con el primer mandatario del país. ¿El motivo? Su pequeño hijo de un año, quien la motivó a dejar la insurgencia y su razón principal para anhelar un país en paz.

Esperanza, sin el ánimo de excusar su pasado en las filas de las Farc, se declaró como una víctima del conflicto. Fue incorporada cuando ni siquiera sabía qué era una guerra y por qué debía ser una de sus contendoras. Reclutada por alguien que seguramente también ingresó de la misma manera a las Farc, y así sucesivamente en un bucle de 50 años, Esperanza cuenta que cuando llegó al grupo no sabía qué debía hacer, por qué y para qué. Así que tuvo que enfrentarse a cambiar muy rápido las travesuras de niños por un juego más lúgubre.

“A los 13 años fui reclutada por las Farc, hoy pido perdón. Me das un gran abrazo” (sic), escribió Esperanza en un cartel. Luego salió, junto a Mockus, a contar su historia en las calles. La idea era que, luego de confesarse ante decenas de ciudadanos de Bogotá, se vendara los ojos y con el cartel en su mano manifestara sus ganas por sentirse abrazada por quienes ella pensaba que la odiaban solo por haber pertenecido a las Farc. “Se atreverían a abrazar a esta mujer”, dijo Mockus en su Facebook, lugar donde subió el conmovedor video que ya tiene más de 681.000 reproducciones y unas 10.500 reacciones.

Mockus, quien agradeció a Esperanza haberlo buscado para pedir perdón por ella y por su hijo, pero también por las víctimas de la guerra, asegura durante el video que nadie debe sufrir como le tocó a ella. “Esa nueva vida es como un próximo país. Sembró en el momento preciso”, le dijo Mockus a Esperanza, antes de salir a las calles y comprobar cuántos lograban bajar de su burbuja de superioridad para aceptar el abrazo y perdón de una niña que la guerra se robó. 

Vea el videocompleto:

 

últimas noticias