Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 6 horas

Cuatro mil niños y niñas construyen paz en sus territorios

¡La paz es un asunto de todos!, así lo consideran los niños y niñas del Movimiento Gestores de Paz, que desde hace más de 20 años han trabajado por fomentar una cultura de paz en todo el país.

El Movimiento Nacional de Gestores de Paz surge en 1996 como una iniciativa liderada por niños, niñas, adolescentes y jóvenes. /Cortesía

Mientras el Congreso inicia discusión para la implementación de los acuerdos pactados en La Habana y el Eln avanza en el tercer ciclo de diálogos con el Gobierno, para avanzar en el cese al fuego y hostilidades, para más de 4 mil niños, niñas, adolescentes y jóvenes el tema principal también es la paz. “No queremos que algo tan importante sólo sea entendido desde los esfuerzos que se hacen para la reconciliación con algunos grupos guerrilleros. Es un compromiso de todos ayudar a construir un mejor país”, asegura Luisa, una adolescente que se identifica como Gestora de Paz.

El Movimiento Nacional de Gestores de Paz surge en 1996 como una iniciativa liderada por niños, niñas, adolescentes y jóvenes que vieron la necesidad de tener un papel protagónico en el desarrollo del país, con el apoyo de World Vision un ong internacional de ayuda humanitaria y promoción de justicia.

Muchos de ellos, inquietos por el terror que se vivía entonces, empezaron a reunirse para hacer propuestas encaminadas a prevenir y a sobreponerse a distintas formas de violencia al interior de las comunidades. Dos décadas después, el Movimiento está formado por más de 4 mil integrantes, distribuidos en varios departamentos, quienes movilizan a cientos de personas en torno a una cultura de paz.

Han trabajo con las familias, en las escuelas, en las iglesias y en otras instituciones para fomentar las buenas relaciones, la sana convivencia y la protección de los niños y de las niñas. Esta labor los ha hecho merecedores de varios reconocimientos a nivel internacional, como es el caso de Davinson Zapata, un joven de 17 años nominado al International Children Peace Priza 2016, un premio otorgado por la Fundación Kids Rights de Holanda, a los que luchan con valentía por la defensa de los derechos de la niñez.

“Mientras los niños siguen creciendo en las culturas donde la violencia es vista como el instrumento para ejercer el poder de manera directa, indirecta o estructural, la necesidad de crear y consolidar un espacio de participación libre, crece. Un espacio donde se trabaje en conjunto con los adultos para encontrar alternativas de organizar la convivencia social y las relaciones interpersonales destinadas a la construcción de una cultura de paz”, expresa el joven nominado al premio.

Como él, las y los Gestores de Paz reconocen que en el camino que se viene para Colombia es importante esforzarse por movilizar a las comunidades en torno a la no violencia y a la reconciliación, en buscar aliados, en poner en agenda pública la necesidad de seguir trabajando por un futuro mejor. “Somos agentes de cambio y no queremos que nos vean como indefensos sino como actores activos que construyen país”, dijo Brenda, otra de las adolescentes que hace parte del movimiento.

En un pronunciamiento, el 29 de julio en el municipio de Sabaneta, en Antioquia, durante el encuentro nacional del Movimiento expresaban, que no sólo trabajarán por la niñez, la adolescencia y la juventud, sino que también le abrirán la puerta a aquellos dejaron las armas por las palabras y el odio por el amor. Ellos hacen parte de las comunidades donde estos Gestores de Paz tienen incidencia y por eso quieren que se movilicen por su causa, que entre todos se fortalezca una cultura de paz, desnaturalizando la violencia.