Delegado de la ONU habría sido secuestrado por disidentes de las Farc

El plagio se habría registrado en zona rural del municipio de Miraflores, en Guaviare. Se señala al Frente Primero como responsable del secuestro.

Referencia/Tomada de Colombia.unmissions.org

Presuntos guerrilleros del Frente Primero de las Farc –bando que se declaró en disidencia al no estar de acuerdo con el proceso de paz– serían los responsables del secuestro de un integrante de la misión de las Naciones Unidas en Colombia, quien habría sido plagiado este miércoles en momentos en los que acompañaba a un grupo de socialización de sustitución de cultivos ilícitos en Guaviare.

Según las primeras versiones, conocidas por la emisora Blu Radio, el hecho se habría registrado en inmediaciones de la vereda de Barranquillita del municipio de Miraflores. De hecho, la emisora sostiene que el propio alcalde de la población, Jonivar Cumbe, habría confirmado el rapto.

El secuestro coincide con la visita que desde ayer realizan al país los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, quienes observarán, de primera mano, los avances y obstáculos del proceso de paz.

El Primero es uno de los frentes más poderosos de las Farc, no solo por su capacidad bélica (inteligencia habla de 100 hombres en armas y 300 milicianos), también son los de mayor poder económico, al punto que gran parte de las finanzas de la guerrilla dependían de sus aportes fruto del negocio del narcotráfico.

Además, entre sus negocios está la comercialización de Coltan, un mineral que se usa para la fabricación de dispositivos móviles y computadores que tiene un alto precio en el mercado y que es comercializado en los mercados orientales. Es poca la pista que tiene las autoridades sobre este negocio. El tercer foco económico de este frente es la minería ilegal de oro.

Su zona de influencia es principalmente el departamento de Guaviare, aunque también operan en Meta. Ese es uno de los motivos por los cuales han sido un blanco difícil para las autoridades militares y de policía: su zona de influencia son bastas selvas y extensas regiones en donde localizarlos es tan difícil como “buscar una aguija en un pajar”.

Su comandante no es tan reconocido en la línea de mando de las Farc, se trata de Néstor Gregorio Fernández, alias Iván Mordisco. Asumió este cargo luego de que el carcelero de las Farc, alias César (el mismo que tuvo en cautiverio a Ingrid Betancourt y varios de los políticos secuestrados) fuera capturado en la Operación Jaque, en julio de 2008.