Denuncian que a líder social asesinado en el Atlántico le negaron protección

Santa Felicinda Santamaría, del Chocó, y Luis Barrios Machado, del Atlántico, ambos defensores de Derechos Humanos en sus localidades, se sumaron a la alarmante cifra de asesinatos de líderes en Colombia.

Archivo

Tan solo horas después de que el hallazgo de siete cadáveres en la vereda Desiderio Zapata diera testimonio de una masacre en el municipio de Argelia, Cauca, dos líderes sociales fueron asesinados en los departamentos del Chocó y Atlántico.

Santa Felicinda Santamaría, que ejercía como presidenta de la Junta de Acción Comunal del Barrio Virgen Del Carmen, de la Comuna 2 de Quibdó, fue víctima de un homicidio el martes. Aún no se conoce la autoría del crimen, sin embargo, según la comunidad, en dicha zona hay fuerte presencia de bandas delincuenciales, que posiblemente estarían detrás de este hecho.

“Es importante resaltar que Felicinda era una excelente líder de la Acción Comunal, respetada y reconocida por la comunidad. Con ella, ya son 38 líderes y lideresas de la Acción Comunal que han sido asesinados en el transcurso del año 2018”, aseguró un comunicado firmado por Jaime Gutiérrez Ospina, presidente de Asojuntas del corregimiento La Marcada, Dosquebradas, Risaralda. “Nos extraña el silencio del Gobierno Nacional frente a esta problemática que vivimos día tras días los líderes y lideresas”, expresó Gutiérrez.

Lea también:El horror no se va del Cauca: masacre en Argelia 

Por otro lado, en el caribe, Luis Barrios Machado fue asesinado mientras veía la disputa futbolística Colombia - Inglaterra en su propia casa y ante los ojos de su hijo. Según informaron medios locales, el hombre, quien era un defensor de los derechos colectivos y se desempeñaba como presidente de la Veeduría de Control Ciudadano de Palmar de Varela y presidente de Asocomunal, había ya recibido amenazas con anterioridad.

El secretario de Gobierno del Atlántico, Guillermo Polo, dio a conocer en entrevista con Blu Radio que a pesar de las solicitudes que Barrios realizó para tener un esquema de protección, este le había sido negado. La Gobernación del Atlántico y la Policía ofrecieron diez millones de pesos por información sobre los autores del asesinato.

Estos dos crímenes se suman a la larga lista de amenazas y homicidios que han venido sufriendo quienes se atreven a alzar la voz en el seno de sus localidades. Según datos de la Defensoría del Pueblo, para el 28 de febrero de este año, se han contado 282 asesinatos de defensores de derechos humanos en Colombia desde el comienzo del año 2016.

Diferentes personajes de la agenda pública han reaccionado a estos hechos y le han pedido tanto al gobierno saliente de Juan Manuel Santos, como al entrante de Iván Duque, tomar acciones urgentes para proteger a los líderes y lideresas en las regiones.

Le puede interesar: Los expedientes de dos líderes sociales asesinados

El actual ministro del Interior, Guillermo Rivera, le solicitó al presidente electo poner especial atención y prioridad este tema, al que calificó como un "fenómeno", reconociendo su sistematicidad. "Estamos empezando a implementar el modelo de protección colectiva a líderes sociales creado mediante el decreto 660 de 2018, que esperamos sea una herramienta eficaz para protegerlos", aseguró en su cuenta de Twitter.

Duque, por su parte, no se ha pronunciado al respecto, pero sí lo ha hecho sobre la masacre en Argelia. De igual forma lo hizo su vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez.