Diálogos de paz "no pueden romperse por ningún motivo": 'Timochenko'

Destacó las marchas por la Paz en las que, según él, los colombianos pedían "firmar desde ya un cese bilateral de fuegos que ponga fin al desangre".

Archivo

La guerrilla de las Farc afirmó que los diálogos de paz con el gobierno "no pueden romperse por ningún motivo", en un comunicado fechado el miércoles, cuando 11 militares murieron a manos de la guerrilla en el oeste del país.

Sin mencionar ese hecho, Timoleón Jiménez, alias Timochenko, máximo líder de las Farc, insistió en la persistencia de los diálogos en su sitio web, tras destacar las multitudinarias marchas convocadas la semana pasada por organizaciones de izquierda, en apoyo a las negociaciones."Las principales consignas levantadas por los marchantes, se relacionaban con la urgencia de firmar desde ya un cese bilateral de fuegos que ponga fin al desangre", aseguró "Timochenko" en el documento fechado el mismo día en que 11 militares fallecieron en una "emboscada" de las Farc en el municipio de Buenos Aires, departamento del Cauca, de acuerdo con el fiscal general, Eduardo Montealegre(Lea: “Se oían los gritos de auxilio”)

El hecho, reivindicado por la guerrilla que negó, sin embargo, que se tratara de una acción ofensiva, llevó al presidente Juan Manuel Santos, a reanudar los bombardeos en su contra, suspendidos hace mes y medio en el marco de las negociaciones de paz que tienen lugar en La Habana desde noviembre de 2012. (Lea: Santos ordena reactivar bombardeos contra las Farc)

Antes del cese temporal de los bombardeos, la guerrilla ya mantenía una tregua unilateral e indefinida desde diciembre, cuyo cumplimiento había reconocido el propio gobierno la semana pasada.

"Timochenko" agregó que las manifestaciones del 9 de abril estaban "basadas todas en una premisa fundamental, la persistencia en las conversaciones actuales, que no pueden romperse por ningún motivo". Esas marchas reflejaron "la ebullición de un gigantesco clamor por la paz", insistió.

El cabecilla aprovechó, además, para afirmar que la posición del gobierno colombiano en Cuba "parece más empeñada en reducir los alcances del proceso de paz a la aceptación de condenas y penas por parte de los mandos guerrilleros", en momentos en que el espinoso tema de la justicia transicional está en debate.

"Timochenko" agregó que los consensos hasta ahora conseguidos en esas pláticas, sobre desarrollo rural, participación política y solución al problema de las drogas ilícitas, "carecen de sentido si no aceptamos lo que se nos quiere imponer en materia de justicia transicional". "Resultaría que los diálogos de paz no son más que una representación teatral, cuyo último acto debe conducir inevitablemente al sometimiento de los alzados", agregó.

Según el comunicado, "las FARC-EP reiteramos nuestra total disposición a encontrar salidas concertadas que reflejen el carácter pacífico y dialogado de la solución al largo conflicto" de más de 50 años que vive el país, que ha dejado oficialmente al menos 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados, y en el que también han participado otras guerrillas de izquierda, paramilitares de derecha y fuerzas militares.