Doce colombianos, con la responsabilidad de representar a 6,5 millones de víctimas

Ya viajaron a La Habana la primera delegación de víctimas del conflicto armado colombiano que participará en los diálogos de paz que el Gobierno y las Farc mantienen desde finales de 2012.

La primera delegación de víctimas del conflicto armado colombiano que participará en los diálogos de paz que el Gobierno y las Farc mantienen en La Habana desde fines de 2012 partió de Bogotá en compañía de representantes de la ONU y de la Universidad Nacional.

De los 12 integrantes de la comitiva, cinco son víctimas de las Farc, cuatro del Estado, dos de grupos paramilitares y una de varios actores armados.

Este grupo y otros cuatro que viajarán próximamente tendrán como misión representar en el proceso de paz a las más de 6,5 millones de víctimas que ha causado un conflicto armado que ya dura medio siglo.

"Hemos escuchado con gran cuidado el debate sobre ese tema y en base a eso hemos escogido a estos representantes, siempre siguiendo las indicaciones de la mesa de La Habana en cuanto a equilibrio y pluralidad", dijo Fabrizio Hochschild, director de Naciones Unidas en Colombia.

El primer grupo lo componen ocho mujeres y cuatro hombres que fueron víctimas de secuestros, torturas y otros delitos o son familiares de personas asesinadas o desaparecidas.

En este primer grupo hay integrantes de la tribu indígena de los Wayuú y familiares de guerrilleros y de militares.

Todos ellos participarán este sábado, en la mesa de negociaciones, donde revivirán ante los negociadores del Gobierno y las Farc su experiencia persona o familiar y les comunicarán "cualquier cosa que deseen decirles", en previsión de que haya un diálogo entre las partes.

Su regreso a Bogotá está previsto para el próximo domingo.

Tras dar a conocer la lista, la ONU y la Universidad Nacional, encargadas de hacer la selección, aclararon que aún no se ha decidido la composición de la siguiente delegación, que no tiene fecha de llegada a La Habana.

"Vamos a escuchar la retroalimentación del país sobre esta lista y en base a eso escogeremos a los siguientes participantes", subrayó Hoschchild.

Naciones Unidas da por descontado que esta selección, realizada con la ayuda de expertos en derecho humanitario, suscitará críticas y pidió que esos comentarios se centren en su labor y no ataquen a quienes viajaron a Cuba.

Las víctimas, que contarán con asistencia psicológica en el proceso, manifestaron a Naciones Unidas su "preocupación" por convertirse en figuras públicas, aunque se encuentran "conscientes de su responsabilidad" en el proceso.

Esta delegación, así como las propuestas representativas de todas las víctimas que la ONU y la Universidad Nacional llevarán a Cuba, son resultado de cuatro foros celebrados este mes y el pasado, en los que participaron más de 3.000 personas.

A ellas se unen las más de 4.000 peticiones registradas en la página web de la mesa de conversaciones, que también contarán en la discusión, aseguró Naciones Unidas.

El punto referido al reconocimiento y reparación de las víctimas es el cuarto de los cinco de que consta la agenda del proceso de paz, que ya ha alcanzado preacuerdos sobre propiedad de la tierra, participación política y drogas ilícitas.

Las conversaciones sobre víctimas se iniciaron el pasado 12 de agosto y se completarán con un documento que indagará en las causas históricas del conflicto que estará listo a finales de año. 

 

últimas noticias

Una visita a la casa de los muertos